La enfermera contagiada por ébola no estuvo en la Comunidad Valenciana

Poco a poco se va trazando el mapa de actuación de la enfermera contagiada de ébola desde que tomó vacaciones hasta que ingresó, este lunes, en el hospital de Alcorcón. Habían saltado todas las alarmas ante la posibilidad de que durante sus vacaciones hubiera viajado a algún punto de España, como la Comunidad Valenciana, y pudiera haber extendido el contagio del virus. Pero esta opción ha quedado descartada, ya que la enfermera no salió de Madrid.

Además de la única infectada, otras tres personas permanecen ingresadas en el Hospital Carlos III de Madrid, de las cuales dos son sospechosos de sufrir esta enfermedad, entre ellas el marido de la enfermera, y el último caso es el de una sanitaria que estuvo expuesta al virus y que, pese a no presentar fiebre, se encuentra en vigilancia por motivos de seguridad.

Rafael Pérez-Santamarina, gerente del hospital, ha sido el encargado de dar los detalles del protocolo de seguridad que se ha activado en el centro, a la vez que ha informado del estado estable y la evolución favorable de la única contagiada hasta el momento por el ébola.

El marido de la enfermera está siendo sometido a varias pruebas y es el caso más probable de contagio, ya que ha mantenido contacto directo durante dos semanas con la infectada.También permanecen hospitalizados un ciudadano nigeriano que realizó un vuelo internacional y que podría ser dado de alta, aunque con vigilancia, en las próximas horas, y otra enfermera que estuvo expuseta con protección al virus y que sólo presenta síntomas de diarrea.

Minutos antes, la directora general de Salud Pública, Mercedes García Vinuesa, explicaba ante la comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados que la lista de contactos directos de la afectada ya está ‘prácticamente construida’, lo que permitirá aislar el brote y evitar nuevos contagios.

MEDIDAS ADECUADAS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

La portavoz del Gobierno valenciano, María José Català, ha asegurado que la administración autonómica ha “tomado las medidas adecuadas” ante la enfermedad del Ébola, cree que “van a funcionar” y va a “velar por que así sea”. Preguntada por si opinan que debería haber dimisiones por el contagio de la auxiliar de enfermería, ha respondido: “Consideramos que no es culpa de nadie, pero para hacer esa valoración deberíamos conocer profundamente por qué ha sucedido”.

Cuestionada por si han adoptado alguna medida especial a raíz del caso confirmado en Madrid, ha destacado que tienen “articulado el protocolo del Ébola, que se puso en marcha el pasado verano con una serie de hospitales de referencia en toda la Comunitat” y que están en “permanente contacto con el Ministerio de Sanidad”. “Tenemos todo el protocolo articulado y desarrollado, por lo tanto, estaremos a la espera de que se produzcan más noticias” y “seguiremos en contacto con Salud Pública”, ha aseverado.

En cuanto a si les preocupa un posible perjuicio turístico, ha afirmado que “esta situación evidentemente genera preocupación” pero deben “ser prudentes y, sobre todo hablar, con el Ministerio, que es lo que se está haciendo, para ver cómo se desarrolla en las próximas horas la incidencia”.

Preguntada por si temen que las autoridades sanitarias pierdan credibilidad por este caso, Català ha indicado que van a “velar por que eso no suceda” y que, en la Comunitat Valenciana, han “tomado las medidas adecuadas”, creen que “van a funcionar” y van a “velar por que así sea”.

REUNIÓN DE URGENCIA Y EXPLICACIONES A LA UE

Lourdes Monge, directora general de salud pública de la Comunidad Valenciana, participa este martes en una reunión de urgencia convocada por la ministra de Sanidad, Ana Mato, con todos los responsables de sanidad de las comunidades autónomas. En la cumbre la ministra informara de la situación de la paciente infectada por ébola y coordinará un protocolo de actuación común a todas las comunidades.

La cumbre, prevista para este mediodía en la sede del Ministerio, según informa la Cadena SER, también pretende transmitir tranquilidad a la población, desarrollar un plan de actuaciones conjunto y analizar qué pudo fallar para que se produjera el contagio en el interior del hospital.

La reunión se produce apenas 18 horas después de que las pruebas médicas confirmaran el contagio, primero de este brote de ébola en España, de una auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III.

Pero la convocada por el Ministerio de Sanidad no es la única cumbre de urgencia prevista para este martes. Según apunta el diario El Confidencial, la Unión Europea, preocupada por el primer contagio en suelo europeo, ha convocado una reunión y ha pedido explicaciones a España por lo sucedido.