Síndrome de la cintila iliotibial, la lesión de los runners

Maratón Valencia El exceso de pronación, disimetrías y correr en terrenos duros, principales causas del “Síndrome de la cintilla iliotibial”

Síndrome de la cintila iliotibial, la lesión de los runners. El exceso de pronación, disimetrías y correr en terrenos duros, principales causas del “Síndrome de la cintilla iliotibial” entre los corredores. Se trata de una de las lesiones más comunes entre los runners de larga distancia y para evitarlo se recomienda utilizar plantillas para corregir la pisada en el caso de las personas pronadoras y usar una zapatilla adecuada al terreno.

El Colegio de Podólogos de la Comunitat Valenciana participará el 15 de noviembre en el próximo maratón de Valencia con un equipo de voluntarios que ofrecerán asistencia podológica a todo el que lo necesite tras la carrera.

El próximo domingo 15 de noviembre se celebrará en Valencia la 35º edición del Maratón de Valencia. El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunitat Valenciana (ICOPCV) ha advertido que el “síndrome de la cintilla iliotibial” es una de las lesiones más comunes entre los corredores de larga distancia.

Las causas principales que la desencadenan son el exceso de pronación del pie, disimetrías (tener una pierna más corta que la otra) y entrenar en exceso sobre terreno duro. Esta dolencia se trata de una tendinitis de la banda iliotibial que puede ir acompañada de un proceso de bursitis. Generalmente se desarrolla de forma progresiva, suele comenzar a los 10 ó 15 minutos de estar corriendo y llega a impedir la continuidad de la carrera. El dolor aumenta en las pendientes y cuando se corre a un ritmo lento porque aumenta el tiempo de fricción de la cintilla iliotibial con el epicóndilo

Para evitar la aparición de esta lesión, desde el ICOPCV se recomienda:

El uso de plantillas que corrijan la pisada aplicando una contención interna que produzca un control de la pronación del pie y una menor tensión en la cintilla ilitibial (cara externa de la rodilla).

Estudio biomecánico, de la marcha y la carrera, con el fin de detectar cualquier desbalance muscular.

Realizar estiramientos preventivos: para trabajar toda la extremidad inferior y la cadera y evitar cualquier desbalance muscular. Es recomendable estirar el cuádriceps, los isquiotibiales, glúteos y cadera. Además, deben realizarse ejercicios que estiren la cintilla.

Vigilar la zapatilla de correr y comprobar que está en perfectas condiciones de amortiguación.

El ICOPCV participará en este encuentro con un equipo de voluntarios que ofrecerán servicio podológico a los corredores que lo necesiten tras la carrera.

Las lesiones más comunes, después del esfuerzo realizado, son sobrecargas musculares y en los tendones, ampollas, uñas encarnadas y hematomas subungueales.

Para relajar los pies tras la carrera, desde el ICOPCV se recomienda:

  1. Realizar baños fríos durante las 24 h posteriores para bajar la inflamación.

  2. Reposar y mantener los pies en alto para mejorar la descongestión venosa.

  3. Explorar cuidadosamente los pies por si se hubiera producido alguna lesión que requiera la atención de un podólogo, antes de que el problema pueda derivar en otro agravado.