Trencadís sí, pero con garantía de 20 años y aval

El conseller de Economía, Industria y Comercio, Máximo Buch, ha explicado este martes que la Generalitat sólo se plantea volver a instalar trencadís en la cubierta del Palau de les Arts si “hay una garantía mínima de 20 años” de perdurabilidad y si se presenta un aval para ejecutarlo en caso de que vuelvan a producirse problemas en esta parte del edificio, donde se ha tenido que retirar el trencadís tras el desprendimiento de parte de estas piezas.

Buch se ha pronunciado de esta manera en la comisión de Industria y Comercio de las Corts Valencianes durante su comparecencia solicitada a petición propia y por parte de la oposición para informar de las medidas a tomar en la cubierta del Palau de les Arts, de donde ha sido retirado el trencadís tras un episodio de desprendimientos de este material. El conseller ha defendido que la Generalitat ha actuado “con diligencia y eficacia” en este caso.

En este sentido, ha apuntado que el coste del trencadís “puede estar en un millón de euros sólo en ponerlo”. Asimismo, ha señalado que otras posibilidades que se plantean para la cubierta del Palau de les Arts son la utilización de pintura, aunque esa “no gusta” al Consell. Buch ha apuntado al respecto que el arquitecto Santiago Calatrava, como autor del proyecto, “tiene que autorizar el material” a utilizar. “La pintura es el resultado menos deseable”, ha remarcado.

Otras posibles soluciones son la instalación de planchas de cerámica sobre rieles o planchas de aluminio, ha apuntado el conseller, quien ha afirmado que aplicarán la solución que se les garantice que “va a durar y no va a tener problemas”.

PEGAMENTO

Por otro lado, el conseller ha avanzado que el Instituto Tecnológico de la Construcción (AIDICO) está realizando otro informe relativo a las causas del desprendimiento del trencadís. Según un borrador de este documento, el “fallo” se debe por la “degradación del material adhesivo”. “Eso quiere decir que el pegamento no ha funcionado” aunque el fabricante asegura que “si no ha aguantado es porque, a lo mejor, se ha aplicado mal”, ha apuntado Buch.

El titular de Economía, que ha valorado que la Generalitat “no asumirá los costes” de la reparación de la cubierta del Palau de les Arts, no ha sido “capaz de definir quién es” el responsable de estos desperfectos. “El coste lo asumen entre todos –las partes implicadas en la construcción y diseño– y no voy a discutir” sobre la responsabilidad, ha apuntado.

A instancias de la oposición el conseller ha precisado que tanto Calatrava como la UTE de la construcción “pusieron por escrito” que se hacían cargo del coste de la reparación, pero que no se firmó ningún acuerdo porque “eso supondría renunciar a reclamaciones jurídicas”. Además, dice que no quiere “judicializar” este caso.

Por otro lado, a petición de la oposición para conocer la empresa encargada de montar el trencadís durante la construcción del Palau de les Arts y si se produjo una subcontratación para esta tarea, el conseller ha apuntado que la empresa encargada de esta tarea fue Dragados y que desconoce si se produjo subcontratación.

CUBIERTA “FEA”

Por su parte, los grupos de la oposición han insistido en conocer si los costes que ha supuesto la inactividad del coliseo valenciano mientras se han llevado a cabo las obras de retirada del trencadís lo asumirá también Calatrava y la UTE; así como si se harán responsables del coste que ha supuesto para la imagen de la Comunitat una cubierta sin su trencadís. El conseller, en este sentido, ha reconocido que está “fea”.

El portavoz adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha lamentado que Calatrava “la clava” al Consell y también a la sociedad valenciana que paga sus “pifias”. A su juicio, “el PP también te la clava” porque “si no actúa es cómplice de una situación de daños y perjuicios contra los valencianos”.

Por lo que se refiere al coste por la inactividad o la paralización de la actividad, Buch ha explicado que se están evaluando y que dependerá de los acuerdos para la reposición de la obra de Puccini ‘Manon Lescaut’.

Por otro lado, la portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, le ha reprochado que en su última comparecencia en las Corts, el conseller “aseguró que no se iba a caer el trencadís” y les tildó de “alarmistas”.

ÁGORA

Asimismo, la diputada socialista Eva Martínez ha preguntado al conseller por si se han adoptado medidas en el edificio del Ágora, en la ciudad de Valencia, también diseñado por Santiago Calatrava, por si “pudiera tener los mismos peligros de desprendimientos” como en el Palau de les Arts.

Máximo Buch ha señalado al respecto que la Generalitat realizará una investigación sobre esta construcción porque “no se puede tener un riesgo como el que ha habido” en la ópera.