Pablo Broseta “Sufrimos una nueva clase de terrorismo”

Pablo BrosetaEl cónsul de Francia en Valencia y Castellón da sus primeras impresiones tras los atentados de París

Pablo Broseta “Sufrimos una nueva clase de terrorismo”. El cónsul francés en Valencia y Castellón, hijo de Manuel Broseta, catedrático de Derecho de la UV y asesinado por ETA en 1992, ha comparecido en exclusiva para El Despertador en News FM 98.7 para hablar de los salvajes atentados del pasado viernes 13 en Paris.

Pablo Broseta ha hecho un esbozo inicial de como se encuentra en estos momentos la capital de Francia “La situación en Paris es terrible, es una gran ciudad, una de las que más población tienen que ha sufrido una barbarie y el colapso producida por la misma durante más de cuatro horas”. A lo que ha añadido de forma tajante “esto es un acto de guerra, más que un atentado. Solo hay que mirar la forma, se ha tenido en vilo a Paris durante cuatro horas ininterrumpidas”.  Broseta ha seguido comentado que “esto no es un atentado normal, el atentado crean una situación de pavor que dura un tiempo determinado y a partir de ahí se da una situación convulsa por no entender o no saber que pasa” a lo que ha comparado con la barbarie ocurrida en Paris “esto es un atentado que se alarga en el tiempo, que no tiene un final claro, y la situación empeora”.

El Consul de Francia en Valencia ha explicado que los vecinos de Paris han estado encerrados en casas, asustados y sin poder salir a la calle durante la mayor parte de la madrugada, por el peligro de los francotiradores que se han paseado por las calles de la ciudad, sabiendo que en una localización exacta tenían a más de 100 rehenes. Pero Pablo Broseta no quiere dejar de pensar que durante la mañana del sábado la ciudad francesa está consiguiendo volver a “una realidad entre paréntesis”, ya que, todavía hay peligro, el país se está lamiendo sus heridas y la situación no está en calma.

Pablo Broseta ha sido muy tajante sobre la actuación “Todo lo que sea tomar medidas y actuar en caliente la experiencia de esta vida nos demuestra que no nos lleva a ser más justos, sino lo contrario. Que tampoco nos ayuda a la consecución del objetivo que al fin y al cabo es subir la seguridad”. El cónsul tiene experiencia en esto, ya que es hijo de Manuel Broseta, el profesor al que ETA asesino a sangre fría en la facultad de derecho de Valencia. Broseta ha explicado que “En Europa en los últimos 15 años hemos sufrido graves atentados del mismo corte, y realmente, no ha supuesto un antes y después de la seguridad europea a nivel de todos los usuarios”. Lo que ha aclarado diciendo que “obviamente si se han puesto en marcha medidas que los ciudadanos no notan, que no son perceptibles, pero, evidentemente, todo esto que esta pasando, debe obligar al mundo civilizado a realizar una reflexión”.

Sobre los terroristas que han llevado a cabo los atentados, Broseta explica que “son gente que ha nacido aquí en Europa, o se han criado aquí. No son gente que viene de lejos con una carga, y hay que empezar a estudiar porque pasan estas cosas”.  El Cónsul añade una dura reflexión a esto “hay que ver porque gente que siempre ha estado aquí, que se ha criado en un ámbito de libertad, que tiene estudios y un buen nivel de vida, como, y porque llega a entrar en esta dinámica, se convierte y lo hace en integrista”.

Pablo Broseta también ha querido hablar de un tema candente que, por este atentado, vuelve a estar en primera plana, la entrada de inmigrantes y refugiados a Europa “Es imposible tener controlado 100% quien entra y sale de cada país, ya que si no lo pueden hacer en avión, lo harán en Patera, en coche o corriendo” , y hace una reflexión “es imposible decir que no va a entrar un tarado a un estadio de fútbol con un cinturón explosivo y se va a inmolar, y es imposible garantizar que esto no va a pasar nunca” . A  lo que explica que, a pesar de que en España la política de seguridad este siendo efectiva en estos momentos, es un tema que se debe revisar cada cierto tiempo, ya que, el actual terrorismo está cambiando, y poco o nada tiene que ver con los atentados que se realizaban hace 20 o 30 años. A pesar de eso, España sigue siendo el país europeo en el cual se realizan más detenciones a yihaidistas.

Sobre su situación en esta crisis, Pablo Broseta ha comentado que es delicada “al ser representante de dos países que son objetivos para este tipo de terroristas, somos doble objetivo, hasta el momento no hemos tenido problema, pero no se si es algo que va a durar, ya que los atentados por desgracia no van a parar”.

Broseta, víctima directa de ETA ha explicado que con la paralización y casi desaparición de esta banda terrorista ha creado una relajación en la sociedad española, ya que, la situación de alerta que se sufría ya no existe como tal. Como explica el Cónsul, cuando se oyen este tipo de noticias siempre se tiende a pensar que no va a pasar aquí, que eso solo pasa en ciudades como París o Roma, pero, según sus palabras “hay gran parte de la sociedad que tiene la seguridad que España no va a quedar libre de este problema mucho más tiempo”.

Por último, Broseta ha hablado de la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado francés, explicando que la rápida actuación de los mismos ha logrado que el número de víctimas no hayan sido más elevada. “La ciudadania ha apoyado totalmente la actuación de los cuerpos de seguridad, tienen claro que lo que debe de prevalecer es conseguir el mínimo daño, y para ello se debe actuar rápido y de forma efectiva. En España, no se habría entendido una actuación así y más teniendo en cuenta que habrían bajas”, a lo que Pablo Broseta añade “aunque en una situación así no creo que aquí se pusieran en contra de una orden de entrada inmediatamente, sino a que se va esperar, ¿a que maten a todos?”. Broseta ha explicado que contra las nuevas formas de terrorismo a las que no estamos acostumbrados, se va a tener que aplicar nuevas fórmulas, además que se tendrá que apoyar las medidas que se tomen.

Por último, Broseta no ha querido olvidar los países como Siria, que llevan sufriendo estos ataques durante años, lo que ha desembocado en una guerra civil, y que, aunque parte de la sociedad, él no cree que esto sea causa de la llegada de refugiados. Sobre este tema, Pablo Broseta ha querido ser muy cauto, comentando que “En los países que tienen estos problemas hay que ser tremendamente prudentes, pero a la vez muy realistas. Hay que dejar actuar a la gente que sabe sobre estos temas, que tienen en sus manos toda la información de lo que realmente pasa y como, y a la vez tienen planes. Ellos saben como hacerles llegar la ayuda, que tiene que ser ayudar a desarrollarse, a salir adelante, y para ello se tienen que crear canales adecuados para esto”.

Broseta no ha querido cerrar su comparecencia sin explicar que, “España, por nuestra lucha contra el terrorismo podemos ponernos en el lugar de las víctimas, las familias, la sociedad francesa”.