Cultura reconoce al Museu Faller como museo de la Comunitat

Cultura reconoce al Museu Faller como museo ComunitatCultura reconoce al Museu Faller como museo Comunitat

El Museu Faller entre la lista de museos de la Comunitat. La noticia fallera ha llegado esta mañana a través de la publicación del DOCV (Diari Oficial de la Comunitat Valenciana), la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte ha reconocido el Museo Faller como museo valenciano. Esta aceptación ha llegado con los primeros rayos del sol del Día Internacional de los Museos. El Museu Faller está ubicado dentro del convento de la Casa Missió de Sant Vicent de Paül, situado al lado de la Iglesia de la Virgen de Monteolivete, ambas estructuras forman un conjuntos de arquitectura eclesiástica.

Como misión principal, el Museu Faller tiene la responsabilidad de conservar los “ninots indultats” y otros objetos de valor relacionados con la fiesta fallera como son las insignias de comisiones, que forman parte de la Junta Central Fallera, las fotografías de las fallas ganadoras del primer premio en la categoría especial, desde la celebración de las fallas municipales de 1981, y de los monumentos infantiles, desde 1987. Además, el Museu Faller alberga y cuida, los retratos de las falleras mayores e infantiles desde 1995 y 2001, respectivamente. El último tesoro que guarda este museo son los carteles oficiales de las Fallas, junto a los finalistas y seleccionados en los concursos.

Desde que se considerara en 1943 como necesaria la creación de “un lugar donde se respirase un ambiente único y exclusivamente fallero”, el Museu Faller anduvo por la ciudad del azahar, camino de un lugar a otro, y descansó de vez en cuando en el Teatro Rialto, la antigua Escuela de Artes y Oficios de la calle Pintor Sorolla y el Teatro Apolo. Pero en 1972, el Museo Faller, encontró hospedaje, un espacio donde asentarse. En ese año, el nómada valenciano se instaló definitivamente en la plaza de Monteolivete. La colección fallera que atesora el Museu Faller se articula de forma cronológico, asimismo, cada año se destina un espacio para el “ninot indultat”, el cartel oficial y dos fotografías de las falla grande y la infantil, ganadoras del primer premio de la sección especial de ese año.