El Ayuntamiento de Valencia no pedirá la documentación a inmigrantes

Inmigrantes Manos UnidasLa Policía Local de Valencia no pedirá la documentación a los inmigrantes

El Ayuntamiento de Valencia no pedirá la documentación a inmigrantes. Es la propuesta que el Ayuntamiento de Valencia presentará en el pleno de este viernes. Con ello, la Policía Local no identificará a los inmigrantes que se encuentra en este país de forma regular o irregular. Esta iniciativa ha sido aprobada por los tres grupos políticos que conforman el tripartito, con Compromís, PSPV y València en Comú.

“La Policía Local no intervendrá, ni pedirá identificaciones por cuestiones de racismo” es así como lo ha afirmado esta mañana el portavoz del grupo popular en el consistorio, Alfonso Novo. Una propuesta del ayuntamiento que no llega en un buen momento, ya que estas identificaciones de la Policía Local hacia los inmigrantes no se harían por cuestiones de racismo, sino por velar por la seguridad ciudadana después de los atentados que la ciudad de París vivió el pasado viernes y que, ahora, este país se encuentra en alerta máxima en nivel 4. “En estos momentos el alcalde es el que menos debería de causar incertidumbre a los ciudadanos ni tampoco inseguridad”, ha señalado Alfonso Novo.

Una propuesta que será aprobada, ya que el tripartito cuenta con mayoría para poder sacarla adelante. No obstante, hay que matizar que en esta proposición se establece que, desde el Ayuntamiento, se solicitará a “los diferentes cuerpos de seguridad” de esta ciudad para que se opongan a pedir esta documentación a los inmigrantes. Así como también a todos los servicios de transporte público para que no se identifique a las personas por su perfil racial.

“Es una propuesta del Ayuntamiento con una connotación demagógica que nace de unos criterios que no son reales” ha matizado el portavoz del grupo popular. “Estoy convencido que, en ningún momento la Policía Local, pida documentación a inmigrantes por cuestiones vinculadas al racismo”.

Un documento en el que, desde el consistorio, establecen un nuevo rumbo en el tema vinculado con las políticas de migración y extranjería que se han adoptado en Valencia, ya que, desde su punto de vista, “vulneran los derechos fundamentales” generando que la población inmigrante esté siempre bajo el punto de mira originando “xenofobia y racismo” en la sociedad.

No obstante, hay que matizar que en estos términos no se trata de cuestiones de raza y discriminación, sino cuestiones de seguridad para todos los ciudadanos de esta ciudad para evitar otra barbarie más como la que vivieron en París el viernes pasado.

Artículo de Emma Tomás