El caos se adueña de la sala del 092 durante todo el fin de semana

Sala del 092 apagadaSala del 092 apagada

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Félix Crespo, ha manifestado “su preocupación y sorpresa” al haber sabido que durante todo el fin de semana, y hoy, el sistema informático de la sala del 092 de la Policía Local ha dejado de funcionar.

Según el edil, la sala del 092 debe estar operativa 24 horas al día para coordinar los servicios de todas las unidades y para mantener el vínculo operativo con el resto de organismos policiales y de emergencias.

Que el sistema haya caído también ha supuesto que el “Video Wall” con el plano de la ciudad y sus pedanías, en el que observan a tiempo real, tanto las incidencias como las demandas del ciudadano, también haya dejado de funcionar; así como la conexión con las cámaras del centro de control de tráfico del Ayuntamiento.

Félix Crespo ha apuntado que “durante todo el fin de semana, y según nos han manifestado varios policías, no han podido pasar antecedentes cuando han tenido que identificar a alguna persona. Incluso tras denunciar a algún conductor, estos han manifestado que no tenían puntos, pero al no poder comprobarlo, han seguido conduciendo”

De este modo, ha indicado que la manera de funcionar “ha sido caótica”. Ha explicado que los operadores del teléfono tenían que apuntar cada servicio en un papel y desplazarse ante un operador de radio para que los pasara a través de la emisora. Esto ha generado una gran acumulación de servicios en ‘cola’. “Gracias a la gran profesionalidad y paciencia de los agentes de la sala del 092, se han podido resolver la mayor parte de los servicios, aunque fuera de tiempo”, ha incidido.

El alcalde forrado por escoltas

Crespo ha recordado que en la manifestación cívica del 9 d’ Octubre el alcalde del cap i casal, Joan Ribó, iba rodeado de una gran cantidad de policías que realizan el servicio de escolta, “protegiendo de manera extrema su seguridad mientras le daba exactamente lo mismo que el resto de la ciudad tuviera graves problemas”. Lo más grave, ha recalcado, es “la opacidad a la hora de informar a los ciudadanos de estas incidencias en contra de los grandes anuncios sobre trasparencia de los que hace gala el alcalde”