El Consell recuerda a los taxistas que no pueden exhibir publicidad sexista

Obras Públicas realizará un estudio del sector del taxi para la ComunitatObras Públicas realizará un estudio del sector del taxi para la Comunitat

Las asociaciones de taxistas, así como a los servicios territoriales de transportes, han recibido una comunicación por parte del director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, en la que les recuerda la prohibición de exhibir anuncios y publicidad sexista en estos vehículos de servicio público.

En el comunicado, la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Movilidad, que dirige la socialista María José Salvador, ha explicado que el envío de la circular es debido a que “se ha observado que determinados vehículos de taxi exhiben publicidad que podría vulnerar tanto la Ley General de Publicidad como la Ley de Movilidad de la Comunitat Valencia”.

En este sentido, el responsable del área de Transportes de la Conselleria avisa de que se ha dado una orden de servicio a las unidades de inspección para que, en aquellos casos en los que se detecten posibles incumplimientos de las normativas vigentes, informen a la Delegación del Gobierno y al Ministerio Fiscal a fin de que inicien las acciones oportunas previstas en la Ley.

Asimismo, Domingo recuerda que la Generalitat Valenciana, consciente de la necesidad de proteger en todos los ámbitos competenciales los derechos de la mujer, introdujo en la Ley 10/2015 de 29 de diciembre una modificación de la Ley 6/2011, de Movilidad de la Comunitat determinando que la publicidad en los vehículos de taxi “nunca podrá ir en contra de los derechos fundamentales ni contener mensajes sexistas”.

De igual manera, el artículo 3 de la Ley General de Publicidad considera como publicidad ilícita la que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos por la Constitución.

La circular enviada por el Consell recuerda que, el artículo 6 de esta Ley prevé la posibilidad de acciones legales frente a este tipo de publicidad, legitimando para ello a la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, al Instituto de la Mujer o su equivalente en el ámbito autonómico, a determinadas asociaciones y al Ministerio Fiscal.