El Hospital General reconstruye las dos mamas de una paciente con cáncer con su propio tejido

Los cirujanos durante la operación de mamasLos cirujanos durante la operación de mamas

El Hospital General Universitario de Valencia ha llevado a cabo la reconstrucción microquirúrgica de las dos mamas en una paciente con cáncer. Esta es una operación de gran complejidad y larga duración que ha contado con la participación de cirujanos especializados para hacer la doble mastectomía, de cirujanos plásticos para la doble reconstrucción, de una anestesista y de dos equipos de enfermeras.

Según el jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Severiano Marín, “es la primera vez que llevamos a cabo la reconstrucción de las dos mamas con tejidos propios inmediatamente después de la mastectomía, en el mismo quirófano, sin empleo de prótesis; y la evolución de la paciente ha sido muy satisfactoria”.  Marín ha explicado que se trata de una operación de máxima complejidad técnica, con baja tasa de complicaciones y que no tiene los riesgos asociados a los implante, pues no se tiene que hacer un seguimiento postoperatorio de los mismos, ni hay que cambiarlos cada cierto tiempo”.

400 intervenciones en 2015

El pasado año en el Servicio de Cirugía Plástica se realizaron 400 intervenciones, de las que 76 fueron de reconstrucción de mama. Hasta ahora, sólo se hacía la reconstrucción de una de las mamas simultáneamente al tratamiento quirúrgico del cáncer o la reconstrucción en un segundo tiempo, dependiendo de las circunstancias de la paciente. Lo novedoso es que se ha realizado de forma inmediata, en las dos mamas al mismo tiempo y con tejido propio.

Concretamente, la reconstrucción de mama con colgajo DIEP es una técnica que consiste en la extracción de piel y grasa de la parte inferior del abdomen, que se transfiere a la zona extirpada de las mamas, sin lesionar la pared abdominal y sin sacrificar los músculos.  Esta operación se realiza mediante microcirugía vascular, que permite unir los vasos sanguíneos del tejido trasplantado a los del tórax, de modo que se mantiene la vascularización de la parte implantada. Por otra parte, el abdomen se cierra como en una abdominoplastia estética.