La Antiga de Campanar “juega, juega y… vence”

Falla Antiga de Campanar ganadora del Primer Premio de Categoria EspecialFalla Antiga de Campanar ganadora del Primer Premio de Categoria Especial

La comisión, que hace treinta años encontró su hueco en la Especial, ganó por la mínima

Hace justo treinta años, Monestir de PobletAparicio Albiñana, l’Antiga de Campanar, protagonizaba la proeza de llevar el primer premio de la Sección Especial «más allá del río». Y lo hizo en su debut en la máxima categoría, de la mano de Ramón Espinosa. Repitió dos años después y, posteriormente, pasó una sequía de décadas, en las que fue un actor secundario de la máxima categoría. Pero algo ha cambiado en esta comisión en los últimos años. Han crecido exponencialmente y sus últimos años son arrolladores. Ganaron en 2017 y ayer repitieron. Cuando los «inputs» marcaban otras demarcaciones para ganar, ellos, sin hacer ruido, terminaron de construir la juguetería. Y allí aguardaba el primer premio.

Sabían que podían situarse entre los favoritos tras haber visto el resto de las fallas. Así lo afirmaba una de los tres presidentes que tiene la comisión, Xelo Salaver. Pero para nada a esta afirmación se le puede atribuir cualquier tinte de preeminencia. Pese a alzarse con el primer premio con un escasísimo margen, esta falla, bajo el lema «Juga, juga… I voràs», consiguió embaucar a alguien más que al jurado. A una estructura que difiere de la tradicional se le suma también la delicadeza de los colores de la parte delantera, pero también la espectacular figura de la trasera. En este caso un robot que, emulando al hombre de hojalata del mago de Oz, se había quedado sin corazón. Difería del tradicional cuento, sin embargo, en un pequeño detalle: fue él quien tuvo que sacarlo. Y es que este corazón, como la figura del artista fallero, se encontraba ya agonizante.

Hace poco tiempo, el artista de la comisión de L’Antiga, Carlos Carsí, denunciaba la amenaza que aflige al sector. Ahora con el reconocimiento, Carsí, sin dejar la prudencia a un lado, decía sentirse entusiasmado. No se esperaba el premio, asegura, y advierte que para lograrlo es imprescindible la constancia y, cómo no, el «buen trabajo».

Detalles de la Antiga de Campanar

Detalles de la Antiga de Campanar

«Es evidente que, con este premio, no deja de existir la precariedad del sector, pero por lo menos se reconoce nuestra aportación a la festividad», aseguró Carsí. Un artista que ayer puso patas arriba los cánones tradicionales de victoria en el mundo fallero. Y que demostró, como ya había hecho otras veces, que «menos» a veces también es «más».

En este taller «l’Antiga Jogueteria» se reparan todos esos juguetes que, por el exceso de juego, están rotos. Una sociedad en la que «todo dura un suspiro» y donde los «pobres juguetes» esperan a ser reparados por la banca, el «roïn de chanca», que no hará más que poner parches insuficientes. O, si tienen más suerte, por el «sentido común vital». Un instinto encarnado por los «abuelos» de la sociedad que, encorvados y con el peso sobre su espalda de quien lucha por «pensiones dignas» no puede, sino, seguir pedaleando en su Singer para que la bailarina de la caja de música vuelva a bailar.

Un lema que es, además, advertencia, al «juego monárquico» de los Borbones o al «juego político» de quienes gobiernan. Advertencia que aborrece la «foto de familia» de la plaza Colón de Madrid; y que denuncia que el lenguaje inclusivo que impulsa la izquierda pueda perder toda legitimidad con un simple «Vuelve».

La clasificación completa de Sección Especial ha quedado así:

1. Monestir de Poblet-Aparicio Albiñana: L’Antiga
2. El Pilar
3. Convento Jerusalén-Matemático Marzal
4. Cuba-Literato Azorín
5. Na Jordana
6. Exposición-Micer Mascó
7. Sueca-Literato Azorín
8. Duque de Calabria
9. Almirante Cadarso