La Catedral celebrará una misa por las víctimas de los atentados en Pakistán y Bruselas

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio CañizaresEl arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, oficiando una misa

La Catedral de Valencia celebrará este miércoles 30 de marzo una misa funeral dedicado a las víctimas del atentado suicida que causó el pasado domingo en Pakistán 72 fallecidos y más de 300 heridos. La ceremonia también homenajeará las 35 víctimas mortales de los atentados en Bruselas (Bélgica) del pasado 22 de marzo.

La misa está convocada a las 20 horas de este miércoles y estará oficiada por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que ha planteado la iniciativa y dedicará sus palabras a las familias cristianas que celebraban la Pascua de Resurrección en el momento del atentado, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

El ataque suicida tuvo lugar en el parque infantil de la ciudad pakistaní de Lahore y causó un total de 72 víctimas mortales, entre las que se han contabilizado al menos 29 menores de edad.

El funeral, que también se oficiará por el eterno descanso de las víctimas de los atentados en Bruselas y de los perpetrados recientemente en el resto del mundo, contará con la intervención en la ceremonia de la Coral Catedralicia, que interpretará el ‘Requiem’ de compositor francés Gabriel Fauré.

Asimismo, la misa se unirá a la prevista en la Catedral este miércoles a la misma hora en honor a las 13 víctimas mortales del accidente de autobús de Tarragona del pasado 20 de marzo, estudiantes Erasmus que se desplazaban de Valencia a Barcelona tras las Fallas. Esta eucaristía ha sido organizada a iniciativa de la asociación Lo Rat Penat.

Con esta eucaristía, tras una semana de muchos oficios para monseñor Cañizares, con motivo de la Semana Santa, el arzobispado de Valencia rinde homenaje a las víctimas del terrorismo, que han conmocionado al mundo entero en las últimas semanas. Además, en Valencia ha habido numerosos actos para mostrar la solidaridad con los familiares de las víctimas y condenar los ataques. La solidaridad ha llegado desde las instituciones políticas y asociaciones cívicas.