La oposición se cansa de la actitud continuista de Joan Ribó

Joan RibóJoan Ribó, alcalde de Valencia

El continuismo del alcalde de Valencia, Joan Ribó, respecto al anterior gobierno del PP, que con tanta dureza criticó en la pasada legislatura, está empezando a cansar a los miembros de la oposición del Ayuntamiento de Valencia. Ante esta situación, el portavoz de Ciudadanos en el consistorio de la ciudad del Turia ha decidido pronunciarse y denunciar la pasividad de Ribó.  “Si Ribó tenía dudas sobre la autorización que permite al Bus Turístico operar no debería haberse esperado hasta hoy. Los valencianos son los mayores perjudicados en la falta de transparencia tanto en la gestión actual con en la pasada. El alcalde está siendo continuista y acallando la gestión del anterior gobierno y sólo cuando llega a los juzgados dice que estaba mirando el caso”, ha explicado el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner. 

Vista la situación del panorama, el portavoz de Ciudadanos ha instado al alcalde de Valencia, Joan Ribó, a revisar los mecanismos de control que tiene el consistorio para evitar sospechas en las adjudicaciones. “El caso del Bus Turístico es otra prueba más de que los supuestos casos de corrupción no parecen tener fin. Los mecanismos de control no funcionan porque ha tenido que ser, otra vez, un particular el que ha puesto sobre la pista a la Justicia para investigar supuestos delitos. Hay que poner fin a estas situaciones que están devaluando la imagen de Valencia”, ha dicho Giner.

“El tripartito debe aclarar la situación del Bus Turístico. Según hemos podido ver en los medios de comunicación, la detención de Alfonso Grau se relaciona con este servicio que no abona canon alguno como es habitual en las grandes ciudades en este tipo de servicios. Por ejemplo, Madrid pidió un millón de euros de canon para adjudicar el servicio hace cinco años”, ha explicado el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner.