Les Corts: por la igualdad, la libertad y contra la LGTBfobia

es Corts Valencianes lucen hoy la bandera del arco iris, señera del movimiento LGTBes Corts Valencianes lucen hoy la bandera del arco iris, señera del movimiento LGTB

La puerta principal del Palacio de los Borja, sede de les Corts Valencianes, luce hoy la bandera del arco iris, señera del movimiento LGTB. El parlamento valenciano ha puesto hoy el emblema por ser el Día Internacional contra la LGTBfobia y en cumplimiento de la Declaración Institucional aprobada y leída en el pleno de la semana pasada.

El Presidente de les Corts Valencianes, Enric Morera, ha declarado que con este gesto, “les Corts se unen a la dinámica internacional de celebrar el Día Internacional contra la LGTBfobia porque todas las personas somos diferentes pero también somos iguales en derechos y es un símbolo muy importante que les Corts Valencianes, como representación de todo el pueblo valenciano, trabaje por la igualdad de todos y todas en derechos”.

Coincidiendo con el Día Internacional contra la LGTBfobia, el Presidente de la cámara autonómica ha hecho “una proclama por la igualdad y para combatir la LGTBfobia y todos aquellos elementos que nos hacen ser más negativos. Estas Corts trabajan por la igualdad de las personas y no seremos nunca una sociedad avanzada, plural y moderna si no se contempla la plena igualdad en todos los ámbitos y de todas las personas”.

Esta no es la única muestra de apoyo al movimiento de  LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales). Desde otros ámbitos de la administración pública se han lanzado consignas para proclamar la igualdad y, en algunos casos, denunciar los casos de homofobia sufrido por el colectivo LGTB. De hecho, la Conselleria de Igualdad y  Políticas Inclusivas se ha unido a la denuncia de la discriminación vivida por estas personas, a través de una campaña de sensibilización que tiene como objetivo destapar la violación de derechos humanos de este colectivo. La campaña nuestra cinco personajes, con cinco historias inventadas pero con cinco vidas reales. Este proyecto se ha distribuido a colegios, institutos y a la Federación Valenciana de Municipios, además del Ayuntamiento de Valencia y Castellón.