Marí (Ciudadanos): “la Ley de Señas de Identidad es una ley chapuza”

Alexis Marí, portavoz de CiudadanosAlexis Marí, portavoz de Ciudadanos

Marí (Ciudadanos): “la Ley de Señas de Identidad es una ley chapuza”. Les Corts Valencianes debatirán la próxima semana, en el pleno previsto para los días 13 y 14 de enero, la derogación de la Ley de Señas de Identidad a partir de la iniciativa promovida por PSPV, Compromís y Podemos y a la se unirá C’s, como posición de salida.

Así lo han avanzado este jueves representantes de estas formaciones y de Ciudadanos (C’s) en Les Corts durante las ruedas de prensa que han ofrecido tras la Junta de Síndics celebrada esta jornada en la Cámara autonómica.

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Alexis Marí, ha indicado que, su posición de salida es respaldar la derogación de una ‘ley chapuza’ aprobada en la anterior legislatura únicamente por el PP, pero ha rechazado que esta medida sea un ‘kilómetro cero’ para elaborar una nueva ley en sentido contrario por parte de socialistas, Compromís y Podemos.

Marí ha avanzado, en este sentido, que C’s va a realizar una ronda de reuniones con el resto de partidos que respaldan la derogación de la citada ley para conocer cuáles son las intenciones futuras una vez adoptada esta medida con el fin de poder valorar el sentido del voto en el próximo pleno. Los de Albert Rivera afean al PP que aprobase la norma sin el consenso del resto de grupos del momento.

“En el decálogo de Ciudadanos no está la división de la ciudadanía por cuestiones identitarias”, ha manifestado Alexis Marí, que ha recalcado que su grupo apuesta por la unión de los valencianos y por la defensa del Estatuto de Autonomía.

La portavoz del PP, Isabel Bonig, por su lado, ha censurado que el debate de la propuesta de derogación de la citada norma sea ‘por lectura única’ dado que, en declaraciones de Bonig, “significa que no se admiten enmiendas de entidades o asociaciones que tengan algo que decir”.

Asimismo, ha negado que la norma que aprobó el PP hable de valencianos de primera o de segunda y ha defendido el respeto que recoge hacia el Estatuto de Autonomía, la lengua valenciana, festejos como el ‘bous al carrer’ o juegos tradicionales, a la vez que ha censurado el “rodillo” aplicado por la izquierda.