Podem y el vecindario de Russafa contra el continuismo de Ribó en el proyecto del parque Manuel Granero

Jaime PaulinoJaime Paulino, secretario general de Podem València

Podem Valencia, a través de su secretario general, Jaime Paulino, insta a la concejalía de Parques y Jardines a que abra un proceso de diálogo y participación con el vecindario de Russafa y haga un esfuerzo por conciliar las propuestas que se plantean como alternativa al proyecto del parque Manuel Granero, antes de iniciar la ejecución de la remodelación del parque.

Diferentes organizaciones y colectivos del barrio llevan tiempo solicitando una paralización del proyecto del anterior gobierno y un debate participativo sobre cómo abordar una alternativa consensuada. El proyecto oficial ha generado controversia entre el vecindario, razón de más para abrir sin limitaciones ese debate, analizando las propuestas alternativas que se han hecho públicas, más respetuosas con el carácter del parque.

Algunas de las organizaciones más representativas del distrito denuncian que la remodelación oficial reduce la superficie de uso, no respeta las necesidades de relación con el espacio de los usuarios del parque, dificulta la posibilidad de desarrollar formas de convivencia colectiva como hasta ahora y, además, “pone en grave riesgo toda la arboleda del parque, pasando por una etapa de elevado riesgo de caída de ramas (o el propio árbol) con las consecuencias que puede tener para los usuarios del parque”, según indica un informe técnico del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia.

La agrupación vecinal ha mostrado su descontento por la falta de transparencia con la que se ha llegado a la fase de licitación del proyecto y la falta de información respecto a las posibilidades formales de paralizar el proceso para iniciar un periodo de diálogo con el vecindario, el plazo de adjudicación y el presupuesto final.

Podem Valencia confía en que la concejalía de Parques y jardines acceda a la paralización del proyecto para desarrollar un proceso de participación que permita estudiar la información del momento actual sobre el proyecto y alcanzar un acuerdo para un proyecto que satisfaga tanto al consistorio como al vecindario, que es quien en definitiva viene manteniendo este espacio público que había sido abandonado por la administración municipal y quien hará uso de él en la vida cotidiana.

La propuesta alternativa planteada por diferentes organizaciones de Russafa recoge las propuestas del vecindario y también de un grupo de expertos, y está apoyada por una memoria económica que, basándose en la información que se dispone del presupuesto del proyecto oficial, avala su viabilidad con la intención de no demorar el proceso.

Podem Valencia considera que en un gobierno del cambio “sólo desde la transparencia y la participación podemos avanzar en el protagonismo de la ciudadanía y en la democratización de las instituciones” y la valoración de la propuesta alternativa para el parque Manuel Granero es “una magnífica oportunidad para avanzar hacia la construcción de un modelo de ciudad inclusivo y diverso en el que las necesidades reales de las personas se sitúen en el centro de la actividad política”.