PP y Ciudadanos se suman al tripartito y aprueban la catalanización del nombre de la ciudad de Valencia

Pleno del Ayuntamiento de ValenciaPleno del Ayuntamiento de Valencia

PP y Ciudadanos se suman al tripartito y aprueban la catalanización del nombre de la ciudad de Valencia. El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este jueves el cambio en la denominación de la ciudad al valenciano, por lo que el nuevo nombre oficial será el de ‘València’. Por increíble que parezca, esta modificación se ha aprobado por unanimidad de todos los grupos en el consistorio, es decir, con el beneplácito de Ciudadanos y PP.

Esta modificación en la denominación oficial de la capital de la Comunitat Valenciana se ha aprobado a iniciativa del Gobierno municipal. De este modo, la ciudad pasará a llamarse ‘València’. Así se ha decidido en el pleno del consistorio valenciano celebrado este jueves. Esta iniciativa se ha aprobado sin que ningún grupo municipal haya planteado debate al respecto.

Esta modificación en la denominación oficial de la capital de la Comunitat Valenciana se ha aprobado a iniciativa del Gobierno municipal. De este modo, con los votos a favor de Compromís, PSPV y Valéncia en Comú y el benplácito de PP y C’S, la ciudad pasará a llamarse ‘València’.

 

Ribó no expone la motivación inicial de Unión Valenciana y menosprecia a la RACV

Tras la votación de este punto, el alcalde Joan Ribó ha explicado que han dado luz verde a una norma que ya estaba aprobada, “aunque no ejecutada”, desde 1996 por unanimidad por parte del exdirigente de Unió Valenciana Vicente González-Lizondo; la entonces primera edil ‘popular’, Rita Barberá; PSPV y EUPV. Estas palabras golpean duro al valencianismo, ya que González-Lizondo, así como la totalidad de ediles del pleno del consistorio en 1996, jamás pretendieron una catalanización del nombre de la ciudad, como la que propone Ribó, sino llamarla oficialmente por su nombre en valenciano.

Inquirido por qué organismo decidirá cómo se escribirá la nueva denominación y qué tipo de tilde portará, el primer edil ha declarado: “Cuando me pongo malo voy al médico, cuando me quiero hacer una casa voy al arquitecto, en culturas muy atrasadas hay brujos, pero normalmente en Europa la ciencia la depositamos en las universidades y en Valencia tenemos la suerte de que la AVL tiene personas expertas en el tema y el apoyo estatutario y mayoritario”.

Ribó ha defendido que el equipo de gobierno quiere “poner en marcha la normalización del valenciano y uno de los elementos es poner el topónimo de Valencia en valenciano” y se ha preguntado “¿qué hay más normal que llamar en valenciano a la ciudad de Valencia?”.

Sobre el procedimiento para llevar a cabo esta modificación, el alcalde ha comentado que “esto es algo que hará la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) con la Generalitat Valenciana”.