Sindicatos del Oceanogràfic denuncian un ERE encubierto

El Comité de Empresa anuncia concentraciones contra el ERE encubiertoEl Comité de Empresa anuncia concentraciones contra el ERE encubierto

El Comité de Empresa del Oceanogràfic-Àgora ha denunciado la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) encubierto por parte de la empresa concesionaria de las instalaciones sobre los trabajadores. El sindicato ya ha anunciado una concentración para este martes, de 9.30 a 11.00 horas, en las puertas del recinto. Según ha denunciado el órgano de representación de los trabajadores, en un comunicado, desde el pasado mes de enero se han producido diez despidos improcedentes individuales.

De acuerdo con los sindicatos, la actual empresa concesionaria de las instalaciones “incumple sistemáticamente los derechos laborales adquiridos y está aplicando un ERE encubierto“. Con la concentración de este martes, el Comité de Empresa iniciará un proceso de movilizaciones en defensa de los derechos de los trabajadores y para pedir el cese inmediato de los despidos.

Desde agosto de 2015, la empresa Avanqua Oceanogràfic – Àgora S.L., cuyo accionista mayoritario es Aguas de Valencia, gestiona por concesión de la Generalitat Valenciana las instalaciones de este recinto, así como las tiendas y la restauración de L’Hemisfèric y Museo. Desde entonces, denuncian que la situación de los empleados “no ha hecho más que empeorar, ya que la empresa  incumple y vulnera sistemáticamente los derechos de la plantilla”.

Ante esta situación, el Comité ya ha realizado las demandas judiciales pertinentes e insiste en que, a pesar de los compromisos de mantenimiento de empleo realizados por la nueva gerencia, la empresa “está realizando un ERE encubierto, se niega a aplicar ningún incremento salarial – teniendo reconocido este derecho por el convenio colectivo y los salarios congelados desde el año 2014- y la plantilla se queda al margen del plan de mejoras de la empresa”.

Además, ha denunciado que la empresa ha decidido “unilateralmente” no aplicar el convenio colectivo a las nuevas contrataciones, con lo que empeora “sustancialmente” sus condiciones laborales y crea una doble escala salarial. De acuerdo con su denuncia, la mercantil ha modificado el régimen de descansos también regulado en el convenio colectivo y ha cambiado, a través de supuestos acuerdos individuales, los derechos de quienes trabajan en las tiendas y en la restauración de L’Hemisfèric y Museo.