La Generalitat y la Diputación apuestan por una EMT que dé servicio a L’Horta

EMTLa Generalitat y la Diputación apuestan por una EMT que dé servicio a L’Horta

Tras el conflicto que se suscitó el pasado mes de marzo, y que tenía como origen el cese o reducción del servicio de EMT en diferentes municipios de L’Horta durante la pasada legislatura, el presidente de la Generalitat Ximo Puig avanzó que el Consell y la Diputación se harán cargo del coste de llevar el servicio de autobuses a los principales municipios del Área Metropolitana de la ciudad de Valencia.

El President de la Generalitat recibirá hoy a las partes implicadas, por un lado al alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), y a los alcaldes de las localidades afectadas, la mayoría de ellos socialistas. Las localidades afectadas por el conflicto son, Paterna, Alboraya, Moncada, Vinalesa, Burjassot, Xirivella y especialmente Mislata, cuyo alcalde y Presidente de la Mancomunitat de L’Horta, una figura emergente en el panorama político de la comarca, Carlos Fernández Bielsa, se ha erigido como uno de los principales defensores de la extensión del servicio a las poblaciones cercanas a Valencia.

Los ayuntamientos afectados por el no restablecimiento del servicio afearon en su día a Ribó que incumpliese su promesa electoral de volver a poner en funcionamiento las líneas de autobús, una vía de escape para centenares de vecinos del Área Metropolitana de la capital que, diariamente, se desplazan principalmente a sus puestos de trabajo en la ciudad.

FONDOS DEL ESTADO PARA MANTENER LAS LÍNEAS

Una de las posibles soluciones al problema en cuestión es la percepción de las ayudas del conocido como ‘Contrato Programa’, una ayuda de carácter estatal que sirve para financiar el transporte público en grandes ciudades españolas y que Valencia no ha recibido desde hace 14 años.

SEDAVÍ TAMBIÉN RECLAMA EMT

En este caso, a pesar de que el municipio no disfrutaba del servicio de EMT, la cercanía del casco urbano de Sedaví a las pedanías valencianas de La Torre y El Forn d’Alcedo han provocado que el Ayuntamiento, a raíz de una moción de Compromís, se muestre dispuesto a sufragar el coste de la llegada de los autobuses hasta la localidad, para conectar a sus vecinos con el corazón de la ciudad y con el Hospital La Fe al que están adscritos sus ciudadanos.