La música de varios países se da cita en Tavernes de la Valldigna

Grupo VibraVibra-Sóis Orquesta protagoniza esta edición

La música de varios países se da cita en Tavernes de la Valldigna. Tavernes de la Valldigna ha organizado para este jueves el proyecto Vibra-Sóis Orquesta. De esta forma, diversos músicos de varios países, como Croacia, Portugal y Francia, se darán cita en el Festival Sete Sóis Sete Luas, donde también se contará con la presencia de músicos valencianos. Así lo ha explicado la organización a través de un comunicado.

 

Todos los años, desde el certamen se pone en marcha una formación orquestal con la que se representa el “espíritu de cooperación y fusión cultural entre los países integrantes de la red de 33 ciudades que lo conforman”.  De este modo, Vibra-Sóis Orquesta es la producción original de esta edición que se dará cita este jueves.

 

“Las diversas almas del Mediterráneo dan vida a este proyecto en el que se celebra y armoniza en el mismo espectáculo la tradición occitana, valenciana y toscana”, han explicado desde la organización. Custodio Castelo, el “gran gigante del fado luso”, será el director musical de esta edición. Castelo es, además, colaborador de varios músicos reconocidos de forma internacional, como Amália Rodrigues, Cristina Branco o Los Rolling Stones.

 

De esta forma, la Vibra-Sóis Orquesta y su repertorio musical supone “un viaje a través de las historias musicales de los respectivos lugares de origen de sus intérpretes”, han destacado desde la organización. Así, la edición contará con revisitaciones y creaciones originales que evocarán a su país de origen, inspiradas en sus raíces culturales. El valenciano Carles Dénia es la voz masculina de la formación. Además, entre los músicos que se encuentran involucrados en este proyecto, podemos encontrar figuras de “gran calidad”, como el portugués Carlos Menezes, o Jean Marie Frederic, procedente del sur de Francia.

 

El turno de la formación de esta edición será este jueves 13 de agosto a las 22.30h en la plaza La Goleta, de Tavernes de Valldigna.

Texto:  Paula Cantó