¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda?

La Comunitat Valenciana registró en 2013 un total de 47.649 compraventas de viviendas, de las que 22.250 correspondió a viviendas nuevas y 25.399 a viviendas usadas. El dato la sitúa como la segunda región con mayor número de ventas.

La autonomía registró su máximo histórico en el precio de la vivienda en abril de 2007, fecha en la que alcanzó un valor medio de 2.430 euros por metro cuadrado. Desde entonces ha acumulado un descenso de casi un 44%. A nivel nacional el preció volvió a caer un 1,25% durante el año pasado.

Los expertos recomiendan comprar ahora una vivienda antes de que la tímida recuperación que está viviendo el país vaya acompañada de un incremento de los precios de los inmuebles. Desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) han elaborado cinco pasos a la hora de tomar la decisión de comprar una vivienda.

1. No hay que mirar primero la vivienda y luego la financiación. O haga las dos cosas a la vez o primero mire la financiación, recorriendo bancos y obteniendo ofertas vinculantes por parte de la banca. Así sabrá, de verdad, qué es lo que va a pagar por esa vivienda.

2. Intente que la duración del préstamo no sea excesiva. Las hipotecas a 40 años se basan en un error muy grande, que es ajustar la compra de la vivienda a la cuota que se puede pagar cada mes. Pero nuestras posibilidades económicas pueden ser muy distintas ahora a las de dentro de 30 años. Hay que tener en cuenta posibles situaciones de paro, enfermedad o incluso divorcio.

3. Tener en cuenta que el Euribor no siempre va a estar en estos niveles tan bajos. Llegó a alcanzar el 5’36%. A eso hay que sumarle el diferencial, por lo que es preciso negociarlo con diferentes bancos hasta conseguir uno lo más bajo posible.

4. Negociar las condiciones de la hipoteca. Aunque en estos momentos la banca tiene el grifo del crédito muy cerrado actualmente, dentro de poco los bancos tendrán que dar crédito en condiciones competitivas. No hay que aceptar diferenciales excesivamente altos, porque eso se queda para toda la vida. Actualmente un diferencial alto sería superior al 2%.

5. Examinar bien las condiciones de la hipoteca y asegurarse de que la hipoteca no tiene ninguna cláusula ni condición abusiva.