Analisis de las tendencias en los coches del futuro

coche-2 coche-4

El siglo XXI poco a poco va mostrando sus cartas acerca de cómo será el diseño de los coches del futuro. Analizamos las tendencias y le preguntan su opinión a Giorgetto Giugiaro, la máxima autoridad mundial en la materia.

Tendrá mucha autonomía, probablemente será eléctrico o de hidrógeno, de bajísimo consumo y con un interior lo suficientemente adaptable para todo tipo de situaciones. Y habrá tantos tipos y modelos como gustos de los consumidores existan en el mercado. El ‘corazón’ de los coches del futuro inmediato parece dirigirse hacia unas tendencias que hoy en día son ya más que unos esbozos y que, a juicio de los mayores expertos, marcarán los próximos años de la automoción. Pero todo esto es en las entrañas, asaltándonos enseguida otra pregunta. ¿Y estéticamente? ¿Cuáles son las actuales tendencias y qué nos depara el futuro en el aspecto del diseño?.

China, a la vanguardia

No es un secreto que Italia, primero, Europa por extensión y los Estados Unidos han marcado los estándares de las tendencias estéticas del siglo XX. Esto puede cambiar debido a las variaciones geopolíticas y al paso delante de la economía China como la primera potencia mundial. Asia cobra una fuerza inusitada como motor del mundo, y los estilos y las modas orientales amenazan con instalarse en los viejos mercados. Lo saben en Nissan, por poner un ejemplo, que acaba de inaugurar en Pekín su nuevo Centro de Diseño para Infiniti, su sección de coches de alta gama. Que sea la capital china quien acompañe a Londres en semejantes menesteres habla a las claras de las intenciones de la marca. El vicepresidente senior, Shiro Nakamura, no dudó en afirmar que “Esperamos encontrar en los clientes chinos y en su entendimiento sobre las marcas ‘premium’ la inspiración para reforzar aún más los diseños de Infiniti”.

El primer gran resultado no estará en las carreteras sino en las videoconsolas de todo el mundo. El ‘Infiniti Concept Vision Gran Turismo’, perteneciente a la más exitosa gama de juegos de motor de la historia, se presenta, según las palabras de sus creadores, como “una absoluta bestia” con motor delantero, tracción trasera y una potencia devastadora acompañada de una conducción suave y firme a partes iguales. En ciudad o de paseo aparece el motor eléctrico con un torque capaz de mover a esta belleza con colmillos, amparada en unas líneas que conjugan una agresividad imposible de esconder y una dulzura atractiva a todo tipo de público.

La Vieja Europa quiere resistir

China mandará, pero no será el único mercado, y Europa tratará de mantener su posición estratégica. Un buen ejemplo es el Prologue de Audi, un coche presentado por Marc Lichte, jefe de diseño de la marca germana en Los Ángeles y que no es otra cosa que un ‘coupé’ con una nueva orientación creativa. Su principal rasgo de identidad y que a buen seguro será replicada en el futuro es una fusión entre la arquitectura con el concepto de indicación y manejo. El resultado es una lujosa unidad que le da a Audi una nueva orientación creativa.

coche-4 coche-5 coche-6 coche-7coche-91 coche-92 i1FL9QX86sJPe7E

Las nuevas necesidades

Las ciudades, tanto en el primer como en el tercer mundo, cada vez son más grandes, más populosas y más contaminantes, por lo que la movilidad puede llegar a ser un infierno en muchas de ellas. La comodidad y el confort que ofrecen los coches siguen siendo preferidos en muchas de ellas antes que las inigualables prestaciones, aunque incómodas, que ofrece una motocicleta o una bicicleta. El reto de la presente centuria es conseguir vehículos que se ajusten a estas grandes necesidades. Poco consumobasado en energías renovables, poco espacio (aunque suficiente para que dos personas viajen con comodidad) y soluciones enfocadas a la comodidad del conductor.

Las marcas no sólo no le han dado la espalda a estas realidades sino que se afanan por conseguir resultados. Los Smart se propagaron sin llegar a colonizar las urbes, algo tampoco han conseguido por el momento modelos que sigue costando ver pero que anticipan el futuro, como el Renault Twizy. España no se queda rezagada, y ya en 2010 presentó un concepto avanzado de ‘City Car’ en un proyecto llamado Hiriko Driving Mobility. Son amagos que no desbancan de momento a los tradicionales coches de gama media, que de momento mantienen mantener su cuota de mercado con mejoras en materia de simplicidad, accesibilidad, conectividad, sostenibilidad… y diseño. Y es que en un mundo que ha logrado que los coches raramente se estropean si poseen un mantenimiento adecuado, son matices a nivel de diseño los que decantan la balanza a favor de uno u otro.

La belleza estará en el interior

No todo son líneas estéticas y un exterior llamativo. El siglo XXI marcará también una revolución en el interior de los coches. La compañía AKKA Technologies ha presentado el Link & Go, eléctrico y absolutamente transformable en su parte interna. Se conduce solo, el volante se puede echar hacia delante y los asientos giran creando un enorme habitáculo interior dispuesto para hablar, interactuar e incluso trabajar en los desplazamientos. Incorpora también una pantalla plana para visualizar todo tipo de contenidos.

_AF_Giugiaro01

Giorgetto Giugiaro, mejor diseñador de coches del siglo xx

Como vemos, el diseño es algo complejo sobre lo que es difícil pronosticar, por lo que hemos acudido a, probablemente, la mayor autoridad mundial para que nos ofrezca sus apreciaciones. Nacido el 7 de agosto de 1938 en Garessio, provincia de Cuneo, Piamonte (Italia), Giorgetto Giugiaro revolucionó la forma de entender los vehículos el pasado milenio, hasta el punto de que en 1999 fue nombrado como Mejor Diseñador de Coches del Siglo XX. Aún en activo, el transalpino nos da las claves del presente y del futuro de un mercado que cada vez se muestra más exigente y competitivo… aunque no termina de perder de vista el diseño atrevido y la evolución. La exclusiva entrevista se realizó en Madrid, donde fue ponente en una conferencia de la Fundación Barreiros.

¿Cómo cree que ha evolucionado el automóvil en lo que llevamos de Siglo XXI?
Si vemos lo que se ha hecho desde 1890, ha habido mucha creatividad, muchatecnología y también muchas normativas, porque el vehículo siempre tiene que seguir las leyes existentes. La más importante es la económica, especialmente dependiendo del tipo de automóvil. El siglo XX tuvo una creatividad muy bella e interesante, y el siglo XXI se beneficia de esto. Ha habido muchos momentos muy inspirados en cuanto a las líneas y al modo de vivir el automóvil. Las cosas ahora son mucho más sencillas respecto a la forma en la que se realizan. También es mucho más fácil todo el sistema de producción, el estampado, la soldadura, los vidrios… Hay una infinidad de productos que han recorrido estos 100 años de una forma maravillosa. Hoy en día hay mucha creatividad porque antes se hacían ‘tiradas’ pequeñas, reducidas, y había mejores opciones de expresarse. Ahora las normas, la tecnología, la distribución… todo es mucho más grande, y existen escuelas que antes no existían y que eran expresiones singulares, no patrones.

¿Cree que los materiales son el mayor desafío para el diseño?
Los materiales facilitan el trabajo, al igual que la tecnología, especialmente a la hora de pensar en las formas.

¿Sigue el diseño italiano a la vanguardia mundial?
Ahora tiene menos espacio para dejarse ir. La creatividad italiana llamó la atención de todo el mundo, pero ahora, por el interés de la materia, hay muchos en todo el mundo que han aprovechado y han seguido adelante. Italia se resiste todavía gracias a su forma de actuar y también a cierta capacidad de intuición que le permite ser lo que es. La dinámica actual sin embargo marca que las diferencias sean cada vez menores. Mira por ejemplo en los deportes, lo que antes se decidía por segundos pasó a décimas y ahora a milésimas. Se reduce el campo de operaciones y crece la competencia. Japón, Alemania, China… Hoy en día hay una forma distinta de trabajar, y esperamos que continúe siempre que los jóvenes puedan encontrar su espacio creativo, sea en Italia o en cualquier otro lugar.

En un mundo tan restrictivo y restringido como el actual, ¿es más difícil convencer a la marca o al público?
Todo creativo debe convencer primero a la marca, ya que la marca es quien decide si fabricar un diseño o no. El público tiene ideas de lo que quiere, y eso también es una dificultad. Antes se hacía un vehículo, y hoy se hacen diez o veinte. Imagínate la competitividad. Hay muchas escuelas, muchos centros de diseño por todas partes y los jóvenes tienen no sólo que ser creativos, sino trabajar muchísimo. Es como los actores de cine. Hoy en día es todo mucho más complicado. Yo he vivido una época muy feliz, con muchos ingenieros que hacíamos de arquitectos, diseñábamos… y luego ya llegó la especialización. Todos los coches funcionan ahora bien, no se quedan tirados en la carretera, por lo que los factores como el diseño son los que hacen decantarse al público por un coche o por otro.

¿Pero sí cree que los tiempos ahora son más difíciles para una labor como la suya?
Yo continúo trabajando, y me consta que hoy es más difícil. No encuentras quien te diga “hazme este proyecto”. Tú haces uno o varios y luego la marca decide. La inversión es tan enorme que pocos piensan que una persona sea suficiente para presentar un único proyecto, piden muchos, muchas veces por encima de 10. Consejero Delegado, Jefe de Marketing, Director Comercial… hay muchos cargos y cada uno tiene sus intenciones, que no siempre confluyen.

2 ó 3 generaciones hemos crecido con el mito del Delorean (que Giugiaro diseñó). ¿Se pensaba en aquella época que los coches serían como son hoy?
Cuando entré en FIAT, en 1955, veía las revistas americanas y los dibujos donde se imaginaban la vida y los coches del año 2000. Si comparamos esos vehículos con los actuales lo cierto es que no se parecen en nada. Presuponer a cinco años vista ya es mucho debido a que todo puede cambiar, una guerra, las normativas, cualquier cosa. El futuro se construye a cinco o seis años vista, no más. Se piensa ahora en la aventura del hidrógeno, el coche eléctrico… los aspectos ecológicos… pero la estructura y la forma de desplazarse va a ser la misma y cada vez más controlada por las normativas, las de seguridad, las de conservar el ambiente… Decir cómo van a ser los coches de 40 años… igual vuelan, o se levantan en vertical, o hay otro tipo de motores… pero seguro que también nos equivocamos. Lo que sí es evidente es que el hombre es y va a ser un poco más grande, por lo que necesita desplazarse con seguridad y con comodidad. Y luego está la necesidad económica, que es la más importante.

En ese sentido, ¿el hecho de que todos busquen una mejor aerodinámica para obtener menos consumo…?
La aerodinámica es muy importante, pero también los costes y las normativas. Tiene que ser interesante, pero fácil de fabricar y que no cueste demasiado.

¿Se anima a describir el coche del futuro inmediato?
Creo que es complicado, más allá de cinco años, pero en el futuro inmediato quieren que la conducción sea cómoda y deportiva. Entrar y salir bien, que sea amplio pero no demasiado voluminoso. La lógica tiende hacia el monovolumen, pero existen muchas tipologías porque las personas tienen gustos distintos a lo largo del mundo. En China añaden aspectos como un morro y una parte trasera más cuadradas, y en Europa por ejemplo las formas son más redondeadas. Decir cómo va a ser sería muy difícil. Debe ser algo así como una escultura, una música… algo intrigante. Después habrá tantos modelos que una racionalización será necesaria. Sería presuntuoso aventurarse y es difícil sentirme capaz de vaticinar. Para el tráfico debe ser pequeño, pero por lo menos para dos personas. Hay madres con hijos que llevar a la escuela, el que va a la oficina que le basta con una… se seguirá la lógica que siempre se ha seguido. Habrá una oferta muy rica para todas las demandas. Y muy divertida y con mucha fantasía. Pero todo cuesta, y siempre hace falta seguir el sentido común.Vía Race.es