Más de 1.000 consumidores se unen a la OCU contra los concesionarios de coches

Más de 1.000 consumidores se unen a la OCU contra los concesionarios de cochesMás de 1.000 consumidores se unen a la OCU contra los concesionarios de coches

Más de 1.000 consumidores se unen a la OCU contra los concesionarios de coches. Más de 1.000 consumidores se han inscrito en la acción por daños y perjuicios que OCU va a promover contra los concesionarios sancionados por la CNMC por prácticas restrictivas de la competencia.

La CNMC ha sancionado con multas que superan los 170 millones de euros a 147 concesionarios de diferentes marcas de coches por el intercambio de información comercial y la fijación de precios. Estas prácticas contrarias a libre competencia han perjudicado a miles de consumidores que adquirieron sus vehículos en estos concesionarios a un precio superior al que hubieran podido obtener de haberse respetado las normas de competencia.
Los consumidores afectados se encuentran entre aquellos que compraron su coche entre 2006 y 2013, en algunos de los concesionarios de las siguiente marcas: Opel, Toyota, Hyundai, Grupo Volkswagen (Audi, VW y Seat), Land Rover, Citroën, Mitsubishi, BMW, Chevrolet, Chrysler, Jeep, Dodge, Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Ford, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes, Nissan, Peugeot, Porsche, Renault, Volvo y Lexus.

Por ello la OCU promueve una acción judicial con el objetivo de obtener una indemnización por los daños y perjuicios sufridos por los consumidores. Esta pionera acción que nunca antes se había llevado a cabo en España ha conseguido hasta el momento que más de 1.000 consumidores se hayan adherido a la misma. Ante el éxito del llamamiento OCU ha ampliado el plazo de inscripción hasta el próximo 31 de octubre.

En su página web OCU ha desarrollado una aplicación que permitirá a los consumidores afectados comprobar si reúnen las características para ser incluidos en la acción y recibir información sobre los detalles de la misma, para valorar si acuden a la vía judicial para reclamar su indemnización.

La OCU confía que el éxito de este tipo de acciones de resarcimiento contempladas en la Ley faciliten a los consumidores obtener una indemnización por los daños que el incumplimiento de las normas de competencia les producen.