Bonig cree que Puig critica ahora lo que con Zapatero aplaudía porque se siente culpable

El president del Consell y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo PuigEl president del Consell y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig

La coordinadora general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha indicado que le hace “gracia” que el secretario general del PSPV, Ximo Puig, esté “tan interesado” en que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reciba a los empresarios valencianos y ha insistido en que quizá “se siente culpable porque fue su partido quien aprobó la financiación injusta que ahora estamos sufriendo en la Comunitat”.

Bonig ha respondido en un comunicado a las palabras de Puig quien ha afirmado este miércoles que la pasada semana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “estuvo reunido tres horas con la patronal de la pequeña y mediana empresa catalana en Moncloa”, mientras que Montoro “sigue sin tener un rato para reunirse con los dirigentes empresariales valencianos”.

“Lo que debería haber hecho Puig es reclamar esa financiación justa para los cinco millones de valencianos cuando Zapatero nos castigó por no votarle”, ha criticado Bonig quien ha añadido que si Puig “quiere ayudar” a los valencianos, lo mejor que puede hacer es lo que ha hecho su partido durante los últimos veinte años: “nada”, ha señalado.

Además, la coordinadora general del PPCV ha recordado que el Ministro de Hacienda va a decir esta semana qué día puede reunirse con los empresarios valencianos. “Desde el Consell que dirige el presidente Alberto Fabra vamos a seguir reclamando lo que corresponde a la Comunitat, independientemente de quien esté en el gobierno central”, ha apuntado.

Asimismo, Bonig ha recordado al socialista valenciano que “el PP es el único partido que está realizando verdaderas propuestas en cuanto a regeneración democrática, y sin embargo el PSPV hace oídos sordos y no se pronuncia”.

“El PPCV –ha continuado Isabel Bonig– en su tarea de mejorar las instituciones y hacerlas más eficientes se topa con la falta de diálogo de la oposición que no quiere hablar de estas medidas como es por ejemplo en reducir el número de diputados en las Cortes”.

Por último, ha manifestado que Ximo Puig “no puede ahora convertirse en el abanderado de la regeneración democrática y de una financiación justa para los valencianos porque cuando pudo aportar algo se quedó mudo excepto para aplaudir cada vez que Zapatero propinaba un castigo tras otro a la Comunidad Valenciana”.