Bonig pide respuestas claras sobre el Hospital de Alzira

Intervención de la síndica del PPCV en Les Corts, Isabel Bonig, en la sesión de controlIntervención de la síndica del PPCV en Les Corts, Isabel Bonig, en la sesión de control

La síndica del Grupo Popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha pedido hoy al President Puig que “deje de mentir” sobre las concesiones sanitarias, y le ha recordado que día de hoy “no ha realizado las auditorias de las áreas de salud privatizadas que había prometido”.

Bonig se ha pronunciado así durante la sesión de control al jefe del Consell en el pleno de Les Corts. La portavoz popular, que ha preguntado por la reversión de las concesiones hospitalarias, ha recordado el anuncio de la reversión del modelo del Hospital de la Ribera.

La síndic popular ha manifestado que “no sabemos si las 2.200 familias que trabajan en ese hospital van a tener las mismas condiciones laborales y si las 250.000 personas de la comarca perderán prestaciones sanitarias. Puig no se ha paseado la comarca ni ha mirado a los enfermos que en estos momentos reciben prestaciones sanitarias de calidad y les ha garantizado que cuando se produzca esa reversión recibirán exactamente las mismas prestaciones”.

Isabel Bonig ha recordado que el 25 de junio de 2015, durante el Debate de Investidura, Puig se comprometió a auditar las áreas de salud privatizadas “para conocer sus verdaderos costes”. La portavoz popular ha recordado las palabras de Puig: “Garantizaremos el cumplimiento de los contratos con absoluta transparencia y rescataremos  las concesiones al final de estas”.

Cronología

Más concretamente, la síndica ha realizado una cronología sobre los anuncios de reversiones de concesiones hospitalarias realizado por el Consell. “El 30 de junio de 2015, en el primer acto público de la consellera Montón ya anunció la recuperación de las concesiones administrativas y la rescisión de todos los conciertos posibles. El 29 de marzo de 2016 Puig anunció la compra de acciones de Marina Salud en manos de DKV y dio la orden a los consellers de Sanidad y Hacienda para que iniciaran conversaciones para conseguir, en un plazo razonable, la reversión, sin esperar a que expire el contrato vigente en 2024. Y el 14 de septiembre, como si fuera novedad, anuncia que el Consell no renovará la concesión del hospital de Alzira en el debate de Política General.

La dirigente popular ha pedido a Puig que deje de mentir. “Ya nadie le cree porque no ha hecho nada·. Le ha recriminado que “ni realiza las auditorías prometidas ni rescata a nadie”. Bonig ha preguntado a Puig si lee los informes de la Conselleria de Economía y le ha lanzado una batería de cuestiones.

– “¿Entiende usted que significa que la subrogación es una ilegalidad y es lesiva para el interés general? ¿Entiende qué significa que la Conselleria de Economía ve imposible que la plantilla de hospitales modelo Alzira pase a Sanidad?”

-¿Va a engañar a los trabajadores igual que a los de RTVV? ¿Se puede comprometer y decir a 250.000 personas que reciben prestaciones sanitarias de calidad que recibirán los servicios de oncología por ejemplo y no tendrán que venir al Clínico de Valencia. O con los trabajadores. Puede usted garantizar servicios o los va a engañar también?.

-“¿Va a ser capaz de decir a esas más de 2.100 familias que desde el 25 de junio de 2015 están esperando saber cuál es su futuro profesional y viendo las promesas incumplidas y la imposibilidad legal de cumplir sus mentiras, que van a seguir manteniendo sus condiciones laborales?.

Diga hoy y aquí cómo, bajo qué contrato van a estar el día de abril de 2018 trabajando”, ha instado, finalmente al respecto, la portavoz popular a Puig.

Además, Isabel Bonig ha pedido al jefe del Consell que diga si garantiza el mantenimiento de todos los servicios que actualmente tiene el hospital, como cardiología, oncología o traumatología, si garantiza que no van a ver mermada su calidad sanitaria porque “ahora funciona como un hospital general no como una comarcal”. Bonig ha recordado que “el modelo de gestión de Alzira tiene los mayores índices de satisfacción de la Comunidad”.