El PSPV lucha por mantener a Solano

El PSPV presenta este miércoles un recurso contencioso-administrativo para que la número 4 de la lista por Alicante a las Corts Valencianes, Pilar Pérez Solano, pueda entrar finalmente en la candidatura tras quedar excluida por no estar empadronada en un municipio de la Comunidad Valenciana.

“La Junta Electoral tiene una normativa y evidentemente la incumplimos, el contencioso-administrativo tres cuartos de lo mismo, pero el Tribunal Constitucional valora los derechos”, ha subrayado desde el partido socialista, que ha agregado que sobre esa cuestión se fundamenta el recurso que se planteará y que asegurarán permitirá a Pérez Solano ir en la lista que encabeza por Alicante Julián López.

“El derecho de Pilar a representar a sus ciudadanos está por encima de la cuestión administrativa que esté en el censo”, han seguido las mismas fuentes que han reconocido que sobre ese aspecto pivota el recurso que se planteará.

Desde el partido han asegurado, en declaraciones a Europa Press, que esperan que se les dé la razón porque “es un procedimiento” y han explicado que el proceso para lograrlo que arranca mañana, con un recurso terminará antes del día 7 de mayo en el Tribunal Constituciona(TC).

No obstante, mientras se resuelve el alcalde de Alcoi, Toni Francés, entra como primer suplente al correr un puesto hacia arriba la lista por la salida de la número cuatro.

PSPV acusa al PPCV de prometer “siempre” una bajada de impuestos en campaña electoral y “subirlos cuando gana”

El responsable de Economía del PSPV, Julián López, ha acusado al PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) de prometer “siempre” una bajada de impuestos en campaña electoral, “aunque la realidad es que luego siempre los sube cuando gana”.

Así lo ha indicado López en un comunicado después de que el presidente de la Generalitat y candidato del PPCV a la reelección, Alberto Fabra, haya prometido una serie de deducciones fiscales para la próxima legislatura, entre las ha destacado la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones para parientes cercanos, por herencias inferiores a 350.000 euros, y también la reducción del IRPF para personas que cobren menos de 35.000 euros brutos anuales.