Las Corts aprueban pedir una auditoría del sector público para eliminar entidades innecesarias

Las Corts aprueban ampliar la petición a Madrid de línea presupuestaria para el transporte de ciudades de más de 50.000 habitantesEl Consell contará con un organismo de coordinación institucional que ejerza las competencias de transporte

El pleno de las Corts Valencianes ha aprobado este miércoles una enmienda transaccional que se ha alcanzado tras una proposición no de ley de Ciudadanos (C’s) en la que se pide la elaboración de una auditoría del sector público, para la eliminación de aquellas instituciones que resulten superfluas.

Las Corts creará una subcomisión en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda para el examen y la propuesta de las medidas normativas necesarias para la reestructuración y racionalización del sector público de la Generalitat “atendiendo a criterios de utilidad pública e interés general”. Y será esta comisión la que ordene al Consell a eliminar aquellas instituciones que hayan sido señaladas tras la auditoría como innecesarias. Esta comisión también se encargará de solicitarle al Consell la restructuración de aquellas instituciones en las que no se necesite un estructura tan grande.

Para Carolina Punset (portavoz de Ciudadanos) es “absolutamente esencial revertir el proceso de alejamiento de la política por parte de la gente y de deslegitimación de las instituciones”. Eso otorgará prestigio a las instituciones públicas y a la democracia, así lo ha indicado Punset. “La sociedad civil ha lanzado un mensaje muy claro a la clase política, le ha dicho ‘basta ya’ de despilfarro, de chiringuitos para colocar a los políticos y de instrumentalizar las instituciones”, ha dicho Punset, quien entiende que es “esencial” que en la administración se apliquen criterios de “eficiencia empresarial” porque “el dinero público es sagrado.

Por parte del PP se califica como “positiva” la iniciativa presentada inicialmente por C’s porque “quién no va a estar de acuerdo en que no se derrochen recursos públicos” señalaba Antoni Bertomeu. Desde el PSPV y a través de José Muñoz, se han mostrado algo reticentes y han querido matizar que las instituciones públicas funcionan mal cuando se utilizan para intereses privados y para intentar saltarse los controles públicos de la administración.