Modificaciones en el ERE del Palau de les Arts

El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia ha propuesto nuevas condiciones para el ERE que se ha de aplicar en la entidad cultural que pasan por eliminar la posibilidad de que haya fijos discontinuos y por aplicar, en su lugar, una rebaja salarial lineal a todo el personal, incluida la intendente, Helga Schmidt, del 8 por ciento.

La propuesta ha sido explicada esta tarde a los trabajadores por el director financiero del coliseo, Francisco Potenciano, han informado fuentes conocedoras del proceso que han asegurado que, en principio, se cuenta con el visto bueno del Comité de Empresa. No obstante, fuentes de la parte laboral han recalcado a Europa Press que en este momento “no hay acuerdo”.

Del mismo modo, han asegurado que este miércoles está prevista una asamblea de trabajadores en la que se “analizará la nueva situación”.

Con la nueva propuesta, se introducen modificaciones respecto al primer ERE preacordado por la dirección y la representación sindical y ratificado posteriormente por la mayoría de los empleados pero que no se había ejecutado. La principal diferencia entre ambos planes de ajuste radica en que en aquel primer pacto se contemplaba el cierre del teatro durante tres meses, aproximadamente del 15 de junio al 15 de septiembre.

Para cubrir ese período, los empleados tenían dos posibilidades: la primera de ellas, de carácter voluntario, era acogerse a un cambio contractual para pasar a ser fijo discontinuo y no trabajar durante dos meses al año -que cobrarían del paro-, además del de vacaciones. La segunda, que sería forzosa en caso de querer mantener la condición de indefinido, consistía en una minoración de 300 horas de las 1.780 que trabajaban hasta ahora y la correspondiente rebaja salarial, es decir, cobrarían 12 pagas en vez de 14.

Esto desaparece actualmente y se sustituye por una bajada de sueldo lineal del 8 por ciento, con lo que se elimina la posibilidad de que haya fijos discontinuos con el fin de asegurarse de que el ERE pueda desbloquearse y salir adelante sin obstáculos legales de ningún tipo.

Se mantiene el ahorro y los 40 despidos

Lo que mantiene igual esta segunda propuesta de ERE, han detallado las mismas fuentes, es el ahorro previsto (de alrededor de 4 millones de euros, según se cifró en su momento) con las medidas de reestructuración, es decir, 40 despidos -frente a los 120 que se plantearon en el arranque del proceso- y la rebaja de sueldo.

Asimismo, el hecho de no cerrar durante tres meses el contenedor cultural puede traducirse en la búsqueda de vías para aumentar la ocupación de los espacios de Les Arts, ya que el Palau tiene más posibilidades de gestión en este sentido.