No habrán comisiones mientras investigue la justicia

Las comparecencias ante les Corts del presidente del Consell Juridic Consultiu, Vicente Garrido, y la del ex presidente de Les Corts, Juan Cotino, no se llevarán a cabo al ser rechazadas por el grupo parlamentario popular.

En el caso de Garrido, el PSPV había solicitado su comparecencia ante la mesa de Les Corts para que diera explicaciones sobre su vinculación con la empresa Patrocini de les Arts, S.A. y la relación de ésta con el Palau de les Arts Reina Sofía. Mientras que la de Cotino se pedía desde las filas de Esquerra Unida para que para rindiera cuentas de sus gestiones en la organización de la visita del Papa a Valencia en 2006.

INTERVENCIÓN EN LES ARTS

Según apuntaba el PSPV tras la Intervención de la Generalitat sobre la gestión del Palau de les Arts, la ya exintendente del teatro, Helga Schmidt, habría creado una empresa privada (Patrocini de Les Arts) junto a un grupo de empresarios valencianos tras dejar sin contenido el departamento de Patrocinios y que habría cobrado unos 508.000 euros en comisiones de sponsors hasta 2011, así como que Garrido participó de esta sociedad como miembro del Consejo de Administración.

El diputado del PP Eduardo Ovejero ha indicado que este asunto está siendo investigado por la Justicia y “esperamos que los informes remitidos por la Intervención de la Generalitat a la Fiscalía sean valorados por ella”. “Si de esa evaluación emanara alguna conclusión que hiciera oportuna alguna aclaración de índole política de alguna persona en concreto, el grupo popular sería el solicitante o solidario con el grupo proponente”.

RESPONSABILIDAD POR EL PAPA

Juan Cotino está actualmente imputado en la pieza 4 del procedimiento en la que se investigan presuntas irregularidades en la contratación de Radio Televisión Valenciana con Teconsa por el suministro de pantallas de vídeo, sonido y megafonía relacionadas con la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006 para el V Encuentro Mundial de las Familias.

Para el diputado de EUPV, Ignacio Blanco, “fue la visita del Papa más cara y corrupta de la historia: dos días nos costó más de 25 millones de euros”. Y ha añadido que “hay declaraciones de testigos que dicen que Cotino fue quien presidió las reuniones donde se decidía que se iba a adjudicar la sonorización e imagen del gran acontecimiento”. Además, ha considerado que “la justicia deberá dirimir las responsabilidades penales, pero también las hay políticas”.

Por parte del PP, Ovejero, ha señalado que EUPV ya solicitó esta misma comparecencia hace ocho meses, ha destacado que “es a la justicia a quien corresponde valorar la implicación o no del señor Cotino y van a pasar unos meses hasta conocer el resultado”.