Ribó y Calabuig desbloquean la negociación y habrá gobierno progresista en Valencia

La primera reunión entre el candidato a la alcaldía por Compromís, Joan Ribó, y el candidato socialista, Joan Calabuig, ha supuesto la primera piedra en el camino hacia un gobierno progresista en la ciudad de Valencia. Al margen de lo que pueda ocurrir en la formación del nuevo Consell y cromos del Coyote o de Messi aparte.

“Nuestra opción primera es apoyar la lista encabezada por Joan Ribó y creemos que es perfectamente posible un gobierno equilibrado y a día de hoy no contemplamos otra opción”. Calabuig da por prácticamente cerrado así el acuerdo Compromís-PSPV tendiendo su mano a la coalición de izquierdas.

Además, cuestionados sobre la posibilidad de que el PSPV forme parte del equipo de gobierno, Calabuig afirmó que “ésa es nuestra voluntad”.

calabuig-ribo-pacto-reunion-nau

La cita, retrasada por el atasco en las negociaciones a nivel autonómico entre Ximo Puig y Mónica Oltra – reconocido así por el propio Ribó-, cierra la puerta a otras alternativas de gobierno que se han barajado esta semana. “Aquéllos que están deseando que no lleguemos a un acuerdo para la ciudad de Valencia, decirles que lo sentimos, no va a ser así”, subrayó Ribó.

El alcaldable de Compromís sigue además lanzando guiños a Podemos y a su marca en la ciudad. “Quiero insistir en las similitudes programáticas con Valencia en Comú y en que éste va a ser un gobierno a tres bandas”.

Las dos formaciones, que volverán a reunirse la semana próxima, han planteado la necesidad de pactar una serie de medidas de aplicación inmediata una vez se forme el nuevo Ayuntamiento, “que supongan un cambio de rumbo, reactiven la economía y pongan solución a la crisis social”.

Pero el apoyo no es gratuito. Desde el PSPV aprovechan para recordar que si sus votos sirven para aupar a Ribó a la alcaldía, debe haber reciprocidad en otros casos. “Pedimos responsabilidad a todas las formaciones en el resto de municipios y en el conjunto de la Comunitat, lo que supone respetar la voluntad de los ciudadanos de cambio progresista. Todos los votos valen igual” aseveró.

Ribó, sin embargo, no se pilla los dedos y respalda veladamente la postura de Compromís a nivel autonómico. “La aritmética de representación se puede medir de muchas maneras y ésta es nuestra manera de hacerlo, pero soy muy respetuosos con las negociaciones que se hacen por la Generalitat”.

“Vamos a seguir avanzando en las negociaciones independientemente de otras situaciones”, aseveró Calabuig. El líder socialista entrega su cromo del Coyote. Habrá que ver si a Puig le vale para conseguir el de Messi.

ribo-calabuig-reunion