Los museos más raros y frikis del mundo – Parte 1

Por si no lo sabíais, y por extraño que os pueda parecer, existen museos para todos los gustos y colores, a cada cual más extravagante y curioso Aquí va una recopilación de cinco museos que seguro os quedareis con ganas de conocer (o tal vez no).

MUSEO DEL ORINAL

¿Quién no ha utilizado alguna vez un orinal en su vida? Y lo útiles que resultan en muchas ocasiones ¿verdad? Pues en Ciudad Rodrigo han decidido homenajear este este artilugio creado el Museo del Orinal. Este museo recoge más de 3000 piezas provenientes de distintas épocas y lugares, muchas de las cuales poseen un valor incalculable. Además de orinales también podemos encontrar una curiosa colección de escupideras.

Orinal

 

 

 

 

 

 

 

MUSEO DEL PENE

Sí, habéis leído bien, por muy extraño que parezca existe un museo dedicado al miembro viril masculino y está en Reykjavik (Islandia). Este lugar alberga alrededor de 300 penes de mamíferos terrestres y marinos procedentes de Islandia. El museo fue abierto al público en 1997, y es obra del historiador Sigurður Hjartarso, quien sostenía que a lo largo de la historia no se le había otorgado a la falología la importancia que merecía. Por cierto, si os estáis preguntando si el museo recoge algún pene humano, la respuesta es sí, concretamente con el del islandes Pall Arason, que falleció a los 95 años de edad decidió donar su miembro al museo.

Museo-del-pene-de-Islandia-600x456

 

 

 

 

 

 

 

 

MUSEO DE LA SALCHICHA

Ya se que muchos de vosotros estaréis pensando mal en este momento, pero siento deciros que este museo berlinés nada tiene que ver con el anterior, y es que el CurryWurst Museum o Museo de la salchicha, intenta dar a conocer a sus visitantes todo lo relacionado con el CurryWurst, un plato típico alemán que consiste en una salchicha troceada, bañada con una salsa de tomate muy especiada, que entre otros condimentos contiene curry. Este museo se ha hecho muy popular entre los turistas que visitan la capital alemana e incluso entre los propios berlineses ya que es una visita perfecta para pasar un rato divertido y aprender más sobre este plato.

P1010255

 

 

 

 

 

 

 

 

MUSEO DE ARTE MALO

Si el sueño de tu vida era exponer tus obras de arte en un museo pero el dibujar no es tu mejor virtud, aquí te traigo la solución perfecta: El Museo de Arte Malo en Massachusetts, más conocido como MOBA (Museum Of Bad Art) dónde podemos encontrar las peores creaciones artísticas del mundo. “Hay obras demasiado feas para ser ignoradas”, esto fue lo que debió pensar el americano Scott Wilson que, tras encontrar una pintura abandonada y de bastante mala calidad, decidió hacer pasar dicha pintura por una verdadera obra maestra. Tras el hallazgo, Wilson empezó a recopilar todo tipo de arte feo, que bien hubieran acabado en la basura de no haber sido rescatado por él, y creó este original museo que en un principio estaba situado en el sótano de su casa, pero la colección fue incrementándose, y el número de visitantes fue tal que las obras tuvieron que trasladarse a un edificio mayor, que es el mismo que hoy en día alberga este curioso museo.

museo-del-mal-arte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MUSEO DE LOS PARÁSITOS

¿Alguna vez os habéis parado a pensar la cantidad de parásitos que existen en el mundo? Pues este museo de Tokio intenta dar respuesta a esta pregunta y para ello recoge una amplia colección de parásitos, concretamente más de 300 especies, con el fin de divulgar y dar a conocer más sobre este tema. La verdad es que este museo puede resultar bastante repulsivo, sobre todo para aquellos que son bastante hipocondríacos y susceptibles con temas de salud, pero a la vez resulta fascinante el hecho de poder ver y saber más sobre el comportamiento de estos seres tan desconocidos. Como curiosidad decir que la joya de la corona del museo es un gusano de más de 8 metros de largo que se encontró en el intestino de un ciudadano japonés en 1986 y que al parecer fue infectado tras comer Sushi de dudosa calidad.

Museo-parásito-600x450

 

 

 

 

 

 

 

 

MUSEO DE LA PASTA DE DIENTES

¿Te imaginas cepillarte los dientes con una pasta con sabor a whisky? ¿Y a chocolate o caramelo? Ummm, delicioso ¿Verdad? Pues esto es posible gracias al Museo de la pasta de dientes situado en Michigan (Estados Unidos) y que nació de la obsesión de un dentista por conseguir la mayor colección de dentífricos del mundo. A tanto llego su afán de recopilar este producto que incluso consiguió obtener ejemplares del s. XVII, que, por supuesto se pueden contemplar en este museo.

Fuente. El Rincón de la Sede , José Miguel Redondo, Los 40Viajes