Mamás desfilan en body paint para pagar el autobús escolar

Las madres del colegio público Evaristo Calatayud de Monserrat vuelven a la carga. Tras protagonizar un calendario erótico para financiar el autobús escolar de sus hijos, ahora se atreven a prestar sus cuerpos a la pintora yugoslava afincada en Valencia Yica Djuric como lienzos para un desfile de body painting con el mismo fin.

Con el dinero que obtuvieron de la venta del calendario benéfico, que incluso adquirió el presidente del Consell, Alberto Fabra, previo pago de 5 euros, el autobús tendrá que parar a finales de este mes de marzo. Para poder alargar el servicio hasta final de curso, algunas de las madres de la asociación ‘No em deixes en peu’ participarán junto a modelos profesionales en el desfile organizado en el Premium Upper Club de Valencia.

Aunque en principio sólo estaba prevista la participación de modelos, finalmente según indicaron fuentes de la organización a VLC News, algunas de las madres se han lanzado a codearse con las profesionales como una forma más de implicarse al máximo en la defensa de los derechos de sus hijos.

La lucha de estas madres modelos comenzó cuando Conselleria de Educación decidió suprimir el transporte escolar y sus hijos se vieron obligados a recorrer 5 kilómetros a pie para llegar hasta el colegio. De esa decisión de la administración autonómica nació el calendario y ahora el desfile como medio para recaudar fondos con los que sufragar el autobús que utilizan a diario 36 niños.

Al mismo tiempo que realizan los eventos solidarios, las afectadas reclaman al departamento de María José Catalá que restablezca el transporte escolar como lo ha hecho en otros pueblos colindantes concentrándose a las puertas de la Consellería de Educación con la finalidad de pedir una audiencia, aunque hasta el momento no han sido escuchadas.

Mientras siguen llamando a las puertas de la conselleria, han programado varios eventos que servirán para recaudar fondos que se destinarán a la causa, intentando así conseguir que esta treintena de niños puedan asistir a clase hasta que acabe el curso sin tener que caminar hasta 5 kilómetros de distancia cada día.

El primer evento organizado por la asociación en Valencia es un afterwork que contará con la exposición de cuadros de Yica Djuric y el desfile de body painting y posteriormente se celebrará una cena benéfica a 15 euros el cubierto.

Los cuadros estarán expuestos por todo el local y las imágenes que lucirán en sus cuerpos representarán algunas de las obras de la pintora yugoslava, que se ha prestado de forma desinterasada a colaborar con las madres de los niños afectados. “Me gusta la idea de poder ayudar con mi arte”, explica la pintora que ya ha colaborado con la Fundación Vicente Ferrer con una exposición de sus cuadros.

La artista, que lleva viviendo siete años en Valencia, donde tiene su propio estudio de pintura en el barrio del Carmen, explica que “fueron las madres las que vieron la exposición para la Fundación Vicente Ferrer y me preguntaron si podía organizar algo parecido y hemos incluido el body painting que es otra forma de expresión. Yo también soy madre y me parece una buena causa”.