Las personas con parálisis cerebral reclaman respuestas para sus necesidades

Las personas con parálisis cerebral reclaman respuesta para sus necesidadesI Encuentro "Necesidades de las Personas con Parálisis Cerebral de la Comunidad Valenciana"

Las personas con parálisis cerebral reclaman respuestas para sus necesidades en el I Encuentro “Necesidades de las personas con parálisis cerebral de la Comunidad Valenciana”, celebrado en la ciudad de Alboraya los días 1 y 2 de diciembre. Las principales demandas de este colectivo para las que buscan solución giran en torno a temas como las relaciones interpersonales, la toma de decisiones, el ocio, la sexualidad y la accesibilidad a los servicios generales. La parálisis cerebral afecta a 120.000 personas en España.

El Complejo Olympia de la ciudad valenciana fue el lugar escogido por la organización, que corrió a cargo de la Federación Aspace Comunidad Valenciana. A lo largo del encuentro, 35 personas con parálisis cerebral que pertenecen a las tres entidades más representativas de esta población en la Comunidad Valenciana, se reunieron en calidad de ponentes para expresar y decidir sobre sus necesidades.

Para la Federación Aspace, este encuentro supuso una oportunidad  para que las personas con parálisis cerebral ejerzan su derecho a hablar en primera persona sobre las necesidades que todavía no tienen cubiertas. Cada uno de los siete grupos de autogestores de las entidades que forman esta federación, presentó su ponencia sobre las tres necesidades de las personas con parálisis cerebral que ellos consideran prioritarias y cada persona votó su interés sobre las mismas.

Este encuentro coloca como interlocutores de la detección de necesidades y de la planificación e implementación de proyectos a las personas con parálisis cerebral y ellas son quienes dictan el orden para la gestión de los recursos. Las entidades sociales, las administraciones públicas y la sociedad en general tenemos la obligación de responder a las demandas que han priorizado.

Las 35 personas asistentes, con edades comprendidas entre 19 y 60 años, hablaron con rotundidad de sus necesidades y dieron 31 votos a la necesidad de ampliar sus relaciones interpersonales, 29 al derecho a tomar sus propias decisiones y al ocio y 28 votos a la sexualidad y a la accesibilidad a los servicios generales. Las siguientes necesidades más votadas fueron el apoyo a la resolución de problemas vinculados a la parálisis cerebral, la vivienda fuera del núcleo familiar, la alimentación, las relaciones como personas adultas, el bienestar y el crecimiento personal, el apoyo a las familias y la salud.