El Ayuntamiento de Manises prioriza las políticas de emergencia social en el presupuesto de 2016

Fachada con la entrada principal del ayuntamiento de Manises con las banderas institucionalesEl Ayuntamiento de Manises aprueba el presupuesto para 2016

El Ayuntamiento de Manises prioriza las políticas de emergencia social en el presupuesto de 2016. El Ayuntamiento de Manises aprobó con el voto a favor del equipo de gobierno (APM- Compromís, PSOE, SI SE PUEDE y EU) y la abstención de los partidos de la oposición (PP y Ciudadanos), el presupuesto municipal para 2016 que asciende a 24.081.140 euros, cuantía aproximadamente de 300.000 euros inferior al presupuesto del año anterior, debido al menor porcentaje de ingresos por la plusvalía.

Desde el equipo de gobierno, destacan que se trata de un presupuesto “en que se prioriza la atención a las situaciones de necesidadees sociales para conseguir un nivel de vida que supere el de la mera subsistencia”. Así, se incrementan las ayudas para la atención a las necesidades básicas y a la adquisición de viviendas, explicó el regidor de Hacienda durante el pleno.

Entre las partidas que recoge el presupuesto destacan cuatro ejes fundamentales: 80.000 euros de emergencia social; 100.000 en la partida de vivienda; aumenta el doble que la de año anterior, hasta 66.000 euros la partida de ocupación. Además, 125 mil euros irán destinados a educación, concretamente para la ayuda de libros de texto.

El presupuesto de 2016 contempla partidas para realizar una auditoría económica y poder para mantener  el servicio de autobús durante todo el año para mejorar la movilidad. También está previsto creación de una cocina social.

Otro aspecto destacado es la racionalización del gasto. La gestión de los recursos estará dirigida al cumplimiento de los principios de eficacia, eficiencia económica y la calidad. Además, destaca, que con la bajada de los sueldos de los regidores se produce un ahorro de 100.000 euros.

También el Consistorio se marca el objetivo de avanzar en la aplicación de la ley de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, para que estos puedan interactuar electrónicamente con el Ayuntamiento, así como crear la oficina de atención al ciudadano en la planta baja del consistorio para mejorar la atención presencial.

Otra parte del presupuesto, detallaron, irá destinada a los equipos informáticos que tendrán a la nueva Oficina de Atención Ciudadana. También se contempla bonificar los impuestos a las personas que tengan un vehículo eléctrico así como las empresas de cerámica tradicional de Manises.