Las brigadas forestales de Imelsa acondicionan el Camino de la Sierra de Chiva

Las brigadas forestales de Imelsa acondicionan el Camino de la Sierra de Chiva. El trabajo de los brigadistas en la Diputación de Valencia en el popular paraje chivano se extiende a lo largo de 16 kilómetros.

Las brigadas forestales de Imelsa trabajan ya en la limpieza y acondicionamiento del conocido como Camino de la Sierra, situado en el término municipal de Chiva, una senda muy transitada por la población, especialmente los fines de semana y festivos, puesto que conduce a diferentes fuentes naturales como Fuente Umbría, Fuente Alhóndiga, Fuente Enebro o Fuente la Parra.

Según el gerente de Imelsa, Josep Ramon Tiller, “una de las prioridades de actuación de las brigadas son los parajes con un alto índice de presencia humana, puesto que suele suponer un mayor peligro potencial de incendio. En el caso del camino de la Sierra de Chiva, se pretende, además de mantener la zona lo más limpia posible, facilitar las comunicaciones actuando a los dos lados de la carretera”.

El alcalde de Chiva, Emilio Morales, ha destacado que “nuestro municipio cuenta con el paraje municipal protegido más grande de la Comunitat Valenciana, con 5.200 hectáreas. Por ello, una de las prioridades de gestión para esta corporación será al área medioambiental, puesto que es uno de los activos más importantes de Chiva”.

En este sentido, explica Morales, “la labor de las brigadas forestales de la Diputación es imprescindible para Chiva, puesto que un ayuntamiento como el nuestro no puede hacerse cargo de manera autónoma del mantenimiento y promoción de una superficie forestal tan extensa, y a la vez tan importante a nivel cultural y económico para el municipio”.

El concejal de Agricultura, Medio Ambiente y Urbanismo, Jacobo Morales, señala “la importancia de la labor de prevención para evitar que se produzcan incendios. Y, en el caso que se declare alguno, que los vehículos de emergencia puedan circular con las mayores garantías de seguridad, minimizando así el tiempo de respuesta de los efectivos contra el fuego”.

Jacobo Morales indica que “la actuación de limpieza de las brigadas se completa con las actuaciones que se están llevando a cabo desde la corporación en este paraje, como la plantación de unos tejos de gran valor en la zona de Fuente Alhóndiga, y otros programas de actuación que se pondrán en marcha próximamente con el objetivo de que los vecinos de Chiva puedan disfrutar de su entorno natural”.

Los trabajos de las brigadas forestales a lo largo de todas las comarcas de Valencia se basan, en cuanto a selvicultura, en la poda, desbroce selectivo, mantenimiento de plantas autóctonas y eliminación de las alóctonas invasoras, así como la destrucción de los residuos vegetales generados en los trabajos mediante la trituración “in situ” de los restos con la maquinaria adecuada.

Asimismo, adquiere especial relevancia la construcción y mantenimiento de diferentes tipos de cortafuegos y fajas auxiliares de pista, con el objetivo de facilitar las labores de extinción en caso de que se declare un incendio.

Imelsa cuenta con una plantilla de 560 brigadistas forestales, distribuidos en 112 brigadas que cubren la práctica totalidad de la provincia de Valencia.

Las brigadas se agrupan en diez grandes zonas geográficas, al frente de cada cual se sitúa un coordinador de zona que supervisa la labor de los brigadistas.

Asimismo, un equipo de coordinadores de logística se encarga de las movilizaciones de brigadas, mantenimiento de vehículos, peticiones de los ayuntamientos y gestión de personal.