Llíria acuerda no poner nombres de políticos en las placas inaugurales de obras o servicios

Fachada del ayuntamiento de LlíriaFachada del ayuntamiento de Llíria

El pleno del ayuntamiento de Llíria ha aprobado en la última sesión celebrada que en las placas inaugurales de obras y servicios no se hará ninguna alusión nominativa a cargo público de representación política, más allá del cargo que lo puso en funcionamiento.

Según el portavoz municipal de Compromís-MoVe, Paco Garcia Latorre, “no era lógico que edificios, infraestructuras o servicios municipales que dependen del Ayuntamiento, los cuales han sido financiados totalmente o parcialmente con fondos públicos, fueran patrimonializados por ninguna persona”.

A su juicio, “esto es una reminiscencia que sólo ocurría en época romana, cuando un individuo pagaba de su bolsillo alguna obra o hacía una colaboración para restaurar algún bien”

Con este gesto, tal y como ha apuntado Garcia, se quiere resaltar que “la obra o servicio se ha hecho gracias a la contribución pública y para el vecindario de Llíria, omitiendo el nombre de la eventual persona titular del cargo de turno”. En todo caso, podrá hacerse referencia al cargo o institución, pero sin ninguna referencia, cómo ha quedado señalado, a la persona que en ese momento ejercía el cargo, ha añadido el edil de Compromís-MoVe.

Igualmente, se ha acordado encargar al departamento de protocolo la elaboración de una propuesta de cómo tienen que ser este tipo de placas, sus características y el contenido que tendrá que llevar, con el fin de homogeneizarlas y tener un modelo a seguir según los tipos de edificio, obra o servicio a inaugurar.

Llíria se suma así a las propuestas de otros municipios respecto a la nomenclatura de las placas inaugurales de edificios públicos. Un acuerdo que llega tras el anuncio de muchos ayuntamientos de retirar de las infraestructuras públicas las placas con nombres de excargos políticos implicados en casos de corrupción, tras la macrooperación contra la corrupción con el caso Imelsa.