Once localidades celebran Santa Bárbara

Un total de once localidades de la diócesis de Valencia, así como una treintena de gremios de campaneros con cerca de 400 asociados, celebran este jueves, 4 de diciembre, la festividad litúrgica de Santa Bárbara con misas y distintas actividades, según ha informado el Arzobispado.

La Asociación de Campaneros de la Catedral de Valencia ha organizado una eucaristía en la iglesia de Santa Lucía, a las 10.00 horas, que estará dedicada a los campaneros y familiares fallecidos, según ha indicado Francesc Llop, presidente de la asociación.

La localidad de Moncada también rinde homenaje a su patrona, Santa Bárbara, este jueves, con una peregrinación a su ermita, a las 10.30 horas, en la que se llevará en procesión su imagen y reliquia, según el párroco de San Jaime Apóstol, Ismael Valls.

A continuación, se celebra una eucaristía tras la que la imagen de la patrona será devuelta a la parroquia, y se dejará en la ermita la reliquia de un falange de Santa Barbará “para ser venerada por los feligreses”, ha añadido el párroco. Durante toda la jornada festiva, en los alrededores de la ermita, se instalará un mercado de dulces y frutos secos tradicionales navideños.

Junto a Moncada, diez poblaciones veneran a la santa como patrona. Así, Alfara del Patriarca, Benidoleig, Benifaió, Casinos, Catadau, Chulilla, Faura, Higueruelas, Macastre, y Piles celebrarán la festividad a santa Bárbara con misas.

De igual manera, otras parroquias como las de Beniparrell, Rocafort, Carcaixent, Castelló de la Ribera y Mas del Olmo, de la que Santa Barbara es titular, también organizarán celebraciones en su honor.

Diferentes asociaciones de campaneros de la diócesis de Valencia en localidades como Albaida, Ontinyent, Cheste, Alaquàs, Massanassa, Quesa, Moixent o l’Alqueria de la Comtessa, entre otras, celebraron su patrona durante el pasado fin de semana.

SE ASOCIA A LAS TORMENTAS

Santa Bárbara nació en Turquía en el siglo III y, según la tradición, murió mártir al resistirse a abandonar la fe cristiana. Tras su muerte, su verdugo subió a la torre en la que la santa estuvo encerrada para destruir sus objetos y un rayo le alcanzó y falleció en el acto. Por ello se asocia a Santa Bárbara con los rayos y se le reza durante las tormentas.