Papá Noel reparte ilusión y magia en Alboraya

noticiamagia en Alboraya

Papá Noel reparte ilusión y magia en Aloraya. Y es que el día mágico, como su nombre dice llenó de magia Alboraya. Después de recorrer miles y miles de kilómetros, Papá Noel llegó a Alboraya con su famoso trineo rojo cargado de muchos regalos para los niños y niñas de la localidad, de esta manera lleno esta población de pura magia, sobretodo a los más pequeños.

Más de 68 familias se dieron cita, la tarde del 24 de diciembre, en la plaza de la Constitución. Uno a uno hacía cola en la casa del Conde Zanoguera, uno de los puntos de descanso de Papá Noel para empezar a repartir regalos en toda la comarca de l’Horta Nord. Y es que esta noche de magia no pasa desapercibida para nadie, niños y no tan niños se dejan envolver con la magia de la Navidad.

La plaza estaba llena de punta a punta con niños y niñas muy nerviosos, unos cantaban, otros corrían sin parar y algún que otro hacía la espera más corta jugando al 1, 2, 3… pollito inglés. Recordaban los juegos infantiles de ahora y de los de antes, todo formaba parte de la magia de ese encanto tan bonito que llenaba de alegría a todo el pueblo de Alboraya.

De repente cuando nadie lo esperaba, la sirena del coche de la policía local avisaba del momento tan esperado. ¡Ya está aquí Papá Noel!. El público, muy emocionado, abrió paso al hombre de rojo y barba blanca, mientras empezaba a caer globos blancos del cielo. La magia parecía descender desde el cielo, todo el mundo miraba con atención, muy ilusionados y llenos de magia.

Después entró en la casa, donde sus ayudantes lo tenían todo a punto. Poco a poco empezaron a entrar los niños y niñas de Alboraya y después de que Papá Noel comprobara si se habían portado bien, recogían con mucha ilusión sus regalos.