Fernando Alonso corre en casa

El próximo domingo se disputará la 44 edición del Gran Premio de España, la carrera de casa para Fernando Alonso, piloto de la Scuderia Ferrari. El español conseguía, hace un año, hacerse con la victoria en Montmeló tras una carrera triunfal, mérito también de un F138 en estado de gracia que permitió a Felipe Massa subir al tercer cajón del podio.

El GP de España, en el que Ferrari ha ganado en 12 ocasiones (lo que equivale a un 28%), debutó en F1 en el año 1951, y ha tenido diferentes circuitos como sede. El primero fue el de Pedralbes, Barcelona, donde Ferrari se impuso con Mike Hawthorn en 1954. La carrera volvió al calendario en 1968, esta vez sobre el circuito del Jarama. Allí, en el trazado situado a las afueras de Madrid, Ferrari triunfó en 1974, mérito de un Niki Lauda en plena forma que se llevó, al volante del 312 B3-74, un buen triplete al firmar la victoria, la pole y la vuelta rápida.

La última vez en la que el Jarama fue sede del Gran Premio de España, Gilles Villeneuve firmó una de las mejores actuaciones de su carrera. El canadiense, al volante del 126 CK, se erigió protagonista de una carrera increíble, en la que consiguió mantener detrás de su monoplaza a una caravana de coches más veloces que el suyo en las curvas, pero no en las rectas, donde Ferrari lograba defenderse. Jacques Laffite llegó a poner su Ligier al lado del Ferrari de Villeneuve en varias curvas, pero en las rectas el canadiense logró contener al francés. El orden de llegada una vez vista la bandera a cuadros lo dice todo: tan solo 1,240 segundos separaron a Villeneuve del quinto clasificado.

El Gran Premio de España volvió al calendario en 1986, cuando se eligió como sede Jerez de la Frontera. Ferrari consiguió escribir su nombre en el trofeo ganador en 1990 con Alain Prost que, con esta victoria, volvió a meterse en la pelea por el título contra Ayrton Senna, quien se había visto obligado a abandonar la carrera con su McLaren.

El actual escenario del GP es el Circuit de Catalunya, en Montmelò, situado a las afueras de Barcelona, donde Ferrari y Michael Schumacher consiguieron sumar juntos un buen puñado de victorias. El alemán conquistó aquí su primer triunfo con la Scuderia en 1996, con un pilotaje soberbio bajo un auténtico diluvio. El binomio Ferrari-Schumacher logró también la victoria en las ediciones de 2001, 2002, 2003 y 2004.

En 2007 Felipe Massa logró subirse al escalón más alto del podio. Aquel día, Fernando Alonso hizo una buena salida al volante de su McLaren e intentó adelantar al brasileño en la primera curva. Sin embargo, Felipe no levantó el pie y el F2007 y el McLaren se tocaron, lo que provocó que Alonso acabara en la grava. Un año después, Kimi Raikkonen se llevó la victoria, logrando un buen doblete para la Scuderia con el segundo puesto de Massa.

El GP de España se ha disputado también, a lo largo de su historia, sobre el circuito urbano de Montjuic. En 1975 se produjo una gran tragedia, en la que cinco personas perdieron la vida al ser arrolladas por el Hill de Rolf Stommelen. Cabe destacar también de aquella carrera que fue la primera y última vez en que una mujer conseguía finalizar la prueba en la zona de puntos: aquel honor fue para la italiana Lella Lombardi, sexta al volante de un March.