Kresimir Loncar da un paso adelante

Kreso Loncar ha crecido en la última semana. El pívot croata fue determinante en el encuentro de presentación con varias acciones decisivas en el último cuarto (14 puntos) y ayer, en las semifinales que el Valencia Basket perdió contra el Real Madrid, lo volvió a ser generando juego en el poste bajo (17 tantos y 2 asistencias). No fue suficiente para levantar el partido, pero es una señal más de que Loncar se ha convertido en el faro ofensivo ante la baja de Dubljevic.

Todavía debe mejorar su colocación y efectividad en el rebote (apenas capturó dos), que lastra en ocasiones su gran papel en ataque. Sin embargo, su rol está ayudando generar esa misma identidad que reclamaba el ex del Khimki hace una semana. Con la pareja de cuatros Harangody-Aguilar intermitentes durante toda la tarde, la experiencia de Loncar fue de mucha ayuda cuando el Valencia Basket se atascó en ataque durante la segunda mitad (fue a la línea de tiros libres 11 veces con 10 aciertos).

Ahogados en primera línea por la asfixiante defensa del Real Madrid, su conexión en el poste bajo debió ser todavía aún más importante. El conjunto ‘taronja’ jugó demasiados minutos alejado de su canasta y eso provocó una sequía anotadora de la que fue imposible sobrevivir cuando apareció el acierto de Sergio Llull. Loncar trató de evitarlo incluso a pesar de recibir un golpe en la muñeca, pero no pudo conseguirlo.