Seydou presidente

Mestalla, 1 de mayo de 2014. Un gol de M’Biá acaba de asestar una puñalada desgarradora al corazón del valencianismo marcando en el último minuto de la prolongación y convirtiendo en drama la locura que se vivía hasta ese momento con la remontada ante el Sevilla por 3-0 y quedando fuera de la final.

Al filo de las 00:30 de la noche más o menos, casi una hora y media después de acabar el partido, Seydou Keita ha conseguido poner su cuerpo en marcha para abandonar el estadio. Durante todo ese tiempo apenas movió un músculo. Está extenuado, bregó sin descanso, pero le duele más la desilusión del público, de sus compañeros, y sobre todo le duele todo lo que ha perdido la entidad para la que juega desde enero. Muchos sueños, muchas ilusiones, todas las opciones de salvar la temporada han quedado hechas añicos. El malí lo sabe porque en pocos meses ha aprendido a respetar la entidad que fue a buscarle hasta el lejano Oriente.

Paralelamente a todo ello esa entidad se encuentra inmersa en un proceso de venta que ha vivido de todo. Filtraciones, frases estridentes, zancadillas, desprestigios de unos a otros simplemente por ganar, mentiras de todos los colores…

Los inmersos en ese proceso no han demostrado en dicha travesía ni un uno por ciento del respeto que Seydou Keita emana por todos los poros de su piel cada vez que se enfunda la camiseta del Valencia CF. Nadie, ni por asomo, está mostrando la sensibilidad necesaria por una entidad con 95 años de historia que mueve tantos sentimientos y corazones.

Hay un problema económico de fondo, incuestionable. La deuda que el club mantiene con Bankia es la razón por la que desgraciadamente se llega a una venta. Pero ni el banco entiende que no puede vender un club de fútbol con la calle en contra (por mucho que sea el principal acreedor de la entidad), ni algunos entienden que discrepar no puede ser un delito que lleve a nadie a la hoguera, y no se puede meter a todos en un mismo saco.

Por eso pido que el espíritu de Keita sea el que presida los últimos días de este puñetero proceso de venta que nos tiene a todos hasta el gorro. La línea del respeto que ha mostrado el medio centro debería hacerse plantear a todas las partes que igual es la persona que más está mostrando un sentido común al que echo mucho en falta en este odioso proceso de la venta.

Quiero creer que el sábado las partes harán lo mejor para la entidad por encima de los intereses personales, pero por si acaso, pregunto… ¿Seydou, te apetece presidir la Gestora?

Anda, dinos que sí.

 

Manolo Montalt (@ManoloMontalt)

Director de La Taula Esportiva (NOU Radio)