Bancaja vio una situación “buena” en las preferentes

Dos exdirectores generales de Bancaja, Aurelio Izquierdo y Fernando García Checa, han asegurado este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que las preferentes emitidas por la entidad en los años 1999 y 2000, fueron lanzadas en un momento de situación económica “muy buena”.

En concreto, la caja gozaba de un crecimiento del 17% anual en 1998, cuando García Checa ocupaba el cargo y él mismo ha manifestado que la emisión de las participaciones, que se realizó desde el paraíso fiscal de las Islas Caimán, no tuvo como objetivo mejorar la solvencia del banco sino obtener “medios para seguir creciendo”.

Por su parte, Izquierdo ha recordado que en aquella época “no había problemas” y que las dificultades surgieron en 2011 con la crisis financiera.  Izquierdo, firmante del folleto de ambas emisiones en nombre de Bancaja Eurocapital Finance, ha indicado que no intervino en su elaboración y que no tenía competencia en la comercialización. Según Izquierdo, de esos aspectos se encargaba el director general de Negocio y el Área de Cumplimiento Normativo.

A la pregunta de Anticorrupción sobre las razones que motivaron que la CNMV precisara que las preferentes no podían ser calificadas como producto simple sino complejo ha dicho que no lo recuerda ya que abandonó su relación con la caja en 2007.

El juez Andreu ha cerrado con estas dos declaraciones la ronda de interrogatorios que abrió con el exdirector de Caja Madrid Miguel Blesa destinados a aclarar si existen responsabilidades penales en la planificación de la emisión de preferentes por parte de las cajas que integraron Bankia.