Parques Reunidos no seguirá en la gestión del Oceanogràfic

El Grupo Parques Reunidos, gestor de L’Oceanogràfic desde su apertura en 2003, ha declinado presentarse al concurso convocado por la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), que incluye la explotación del centro marino para los próximos años, al considerar que “las condiciones recogidas en los pliegos suponen muy elevados riesgos financieros y económicos, falta de autonomía en la gestión y una gran inseguridad jurídica para quien lo asuma”.

En un comunicado, argumenta que “implica un elevado riesgo financiero”, ya que “obliga a un compromiso financiero mínimo de más 110 millones de euros durante 15 años de vida del contrato”, independientemente de variables como la evolución del negocio, los resultados que obtenga el operador en su gestión, la evolución del entorno económico y los posibles cambios regulatorios y fiscales.

La empresa considera asimismo que “existe un alto riesgo económico” porque la obtención de un resultado de operación positivo “es absolutamente incierta, como consecuencia de las obligaciones económicas estipuladas en los pliegos”.

Para Parques Reunidos, “también existe un riesgo en la falta de autonomía en la gestión” porque el pliego “otorga a Cacsa un control muy fuerte sobre todos los aspectos esenciales del negocio” e impide al operador “tomar de manera autónoma las decisiones de gestión que permitan maximizar la calidad de la oferta en el Oceanogràfic y obtener la adecuada rentabilidad de su gestión”.

A su juicio, este concurso “ofrece numerosas incógnitas en lo relativo a su interpretación, régimen extremo de sanciones y terminación y modificación unilateral del contrato” y esto “implica una enorme inseguridad jurídica para quien lo asuma”.