Una web valenciana estudia y desvela lo que esconden las palabras de los políticos

Redacción de Barómetro Político Emocional que estudia las intenciones de los políticosRedacción de Barómetro Político Emocional

¿Cómo leer en tiempo real lo que subyace o esconden las palabras de  Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Artur Mas, Pablo Iglesias, Albert Rivera y otros tantos actores de este convulso momento político? En la  expresión emocional encontramos una de las principales respuestas. El barómetro político emocional (www.barometropoliticoemocional.comcuelga diariamente en su página web el análisis de la actualidad a  través del estudio facial de las emociones en las intervenciones  públicas de los diferentes líderes.

La nueva web es un proyecto de la empresa valenciana Emotion Research LAB, la compañía de software emocional, una  de las start-ups con más futuro de España, según la revista Emprendedores, que ha desarrollado de modo pionero la tecnología  necesaria para medir conexiones emocionales en tiempo real y analizar su  impacto.

Para ello registra mediante un facial coding, los movimientos de los  músculos faciales que después analizará con un algoritmo basado en la  Teoría de las Microexpresiones sintetizadas en seis emociones básicas:  felicidad, sorpresa, tristeza, temor, desagrado y enfado.

 El Barómetro Político Emocional ofrece análisis a pie de actualidad  aportando de forma accesible una información esencial que hasta el momento se obviaba, los procesos emocionales que generan los  protagonistas políticos y su vínculo.

¿Por qué es importante?

Según explica la CEO de Emotion Research LAB, María Pocoví, “las  investigaciones neurocientificas han definido que el comportamientode los políticos y en concreto la decisión de voto, al igual que cualquier  proceso de toma de decisiones, no es únicamente racional y que el  factor emocional es el elemento clave”. La observación de las bases  neuronales ha situado a las emociones “no al final de este proceso  sino como parte fundamental desencadenante de la acción. Emoción,  acción, racionalización”

“El reconocimiento facial de emociones nos permite evaluar al propio candidato a través del análisis de sus emociones comparadas con su  discurso para poder medir su credibilidad. También investigar el  impacto emocional que se genera en los ciudadanos más allá de lo que  verbalizan”, explica Pocoví. “Hoy, en política, el candidato  necesita poder medir el vínculo emocional que despierta en el  ciudadano. Y viceversa. Se plantea un reto para nuevas estrategias”.

Emotion Research LAB analiza en esa doble dirección y lo aplica tanto a  mundo del marketing y del retail como de la política, de manera nada  invasiva, más eficiente y menos costosa que otras neurotécnicas de  investigación. En política, monitoriza las emociones de los candidatos políticos y la de los electores expuestos a su mensaje. The New York Times recoge en un artículo cómo la codificación facial realizada por la  compañía determinó la elección de candidatos del PRI en las  elecciones mexicanas y contribuyó a reajustar el mensaje electoral en el momento.

“La clave de la estrategia emocional contemporánea es la conexión emocional y la neuropolítica a través de la aplicación de las  tecnologías de la neurociencia en un nuevo campo para conocer las razones subconscientes que mueven la conducta de los votantes y poder desarrollar las estrategias para lograr la conexión emocional que se  traduzca no en intención de voto sino en un voto efectivo”, concluye Pocoví.