Diseño y tecnología en el centro de la nueva experiencia “in-car” de Volvo Car Group

139412_1_5 139595_1_5 140121_1_5

Volvo Car Group utilizará el Salón del Automóvil de Ginebra para presentar su nuevo sistema de control “in-car”, que está diseñado en torno a una gran pantalla táctil, tipo tableta, que va a simplificar y mejorar la forma en que los conductores manejaran sus automóviles.

La pantalla táctil reemplaza la selección tradicional de los botones y mandos en la consola central por un panel de mandos limpio y elegante. Ello combinará la funcionalidad de la tableta, es decir, los deslizamientos y presiones, con nuevas soluciones que están especialmente diseñadas para el ambiente del “in-car”. También interactúa con el panel de instrumentos digital situado en frente del conductor.

“La idea básica es manipular los mandos e información de una manera perfectamente intuitiva y fácil de usar. Todo está exactamente donde usted espera que esté, para que la conducción sea más agradable, eficiente y segura”, dice Thomas Ingenlath, vicepresidente senior de Diseño de Volvo Car Group.

Esta experiencia de conducción innovadora será presentada en la próxima generación de automóviles, empezando por el nuevo Volvo XC90 a finales del 2014.

“La nueva interfaz de usuario está diseñada para crear una interacción fluida, lógica y segura entre el conductor y el coche”, dice Thomas Ingenlath. “Esto va más allá de simplemente poner una gran tableta en el centro del salpicadero. Hemos creado un entorno digital que está totalmente integrado en el coche”.

 Conjunto lógico de cuatro ‘azulejos’

El diseño en la pantalla puede ser descrito como un conjunto de “azulejos” flexibles, cada uno mostrando una funcionalidad clave. La navegación está en la parte superior, seguida de los medios de comunicación y del teléfono. Por encima de los azulejos hay una banda fina de notificación, mientras que los mandos de temperatura digitales se convierten en la ‘base’ del conjunto.

La información, la navegación y los medios de comunicación están en la parte alta para facilitar tenerlos a la vista. Los mandos del teléfono, iconos de las aplicaciones y mandos del climatizador se ubican más bajo, cómodos de alcanzar y tocar. El uso de la pantalla es tan lógico que formará parte de su memoria muy rápidamente”, explica Thomas Ingenlath. 

La simple interfaz de usuario también incluye mandos al alcance del pulgar en el volante y muchas posibilidades de control de voz.

Solución digital

La nueva interfaz de usuario está diseñada para que los “azulejos” en la pantalla táctil se expandan por interacción. Cuando uno de los azulejos se expande para mostrar la información requerida, los otros quedan comprimidos, permaneciendo visibles y accesibles al instante.

“El tener todas las funciones presentes todo el tiempo, permite que la pantalla táctil sea excepcionalmente fácil de usar. La espaciosa disposición fomenta también una interacción fluida y sin distracción”, dice Thomas Ingenlath.

Claro y sosegado

“Crear este ambiente claro y sosegado, forma parte fundamental de nuestra artesanía digital. Se entiende para una tableta ordinaria la lucha por llamar su atención, pero una pantalla táctil en un coche es algo muy diferente. La información debe ser clara y fácil de usar, sin tener que aumentar la atención visual tanto que usted corra el riesgo de perder su atención en la carretera. Esto también permite que sea más fácil hacer que la información realmente urgente, como por ejemplo.