La frenada automática de emergencia puede evitar 1 de cada 5 accidentes de tráfico

La frenada automática de emergencia puede evitar 1 de cada 5 accidentes de tráficoLa frenada automática de emergencia puede evitar 1 de cada 5 accidentes de tráfico

La frenada automática de emergencia puede evitar 1 de cada 5 accidentes de tráfico.  El RACC ha presentado hoy, en una demostración a pie de calle, los beneficios de una de las tecnologías de ayuda a la conducción con mayor potencial para salvar vidas por accidentes de tráfico: el sistema de Frenada Automática de Emergencia (AEB). El RACC considera que el AEB puede contribuir a reducir la accidentalidad en las carreteras a un rimo superior al actual y que debería venir incorporado como equipamiento de serie en todos los vehículos nuevos, tal y como se consiguió en su día con tecnologías como el ESC y el ABS. Se calcula que si todos los turismos y furgonetas del parque circulante español durante 2014 hubieran llevado instalada esta tecnología potencialmente se habrían podido salvar 272 vidas y haber evitado 1 de cada 5 accidentes de tráfico.

Seguridad al volante

El sistema de frenada automática de emergencia es una tecnología de seguridad de los vehículos que actúa de dos modos: primero, ayuda a evitar los accidentes identificando con antelación las situaciones críticas y avisando al conductor; y segundo, reduciendo la gravedad de las colisiones que no se pueden evitar frenando el vehículo automáticamente. El sistema evita colisiones por debajo de los 40 km/h, y es especialmente útil en caso de distracciones o si sucede algo inesperado delante del vehículo. Según los expertos, el sistema AEB es uno de los avances más significativos en materia de seguridad de los vehículos desde el cinturón de seguridad o el airbag.

El sistema AEB puede ser eficaz en las siguientes tipologías de accidentes: las colisiones de vehículos en movimiento (colisiones por alcance o colisiones múltiples o en caravana), la colisión de vehículos-obstáculo en la calzada y los atropellos de personas.

Captura de pantalla 2015-11-26 a las 14.44.51

Accidentes y víctimas evitables con el sistema de frenada automática de emergencia

Si el AEB hubiese estado equipado en todos los turismos y furgonetas del parque de vehículos circulante el 2014, se podría haber:

  • Evitado el 20% de los accidentes y el 14% de los accidentes mortales
  • Salvado al 16% de las víctimas que mueren al año en accidentes de tráfico
  • Reducido un 14% las hospitalizaciones
  • Evitado 1 de cada 4 heridos leves

Ahorro de costes en accidentalidad

Durante 2014, se podrían haber ahorrado en España 1.172 M€ asociados a la accidentalidad, teniendo en cuenta las vidas salvadas (272), los heridos graves (1.331) y leves (29.720) evitados, así como también los choques sin víctimas (433.749) evitados.

Captura de pantalla 2015-11-26 a las 14.48.03

La disponibilidad del sistema de frenada automática de emergencia, gran margen de mejora en el futuro

La disponibilidad del AEB en la oferta de turismos en España aún tiene un gran margen de mejora para el futuro. Aunque su disponibilidad como equipamiento se duplicó entre el 2013 y el 2014, solo 1 de cada 3 vehículos matriculados en España lo tenían disponible. Los vehículos que lo incorporan como equipamiento de serie aún son pocos y representan solo el 4,2% del mercado. A día de hoy, 23 marcas automovilísticas ofrecen esta tecnología en alguno de sus modelos.

Captura de pantalla 2015-11-26 a las 14.49.51

Recomendaciones RACC A la Administración

  • Mantener el programa de ayudas a la compra de vehículos nuevos, añadiendo la condicionalidad que incorporen el sistema de frenada automática de emergencia
  • Exigir a la Comisión Europea que el AEBS sea obligatorio en todos los turismos y furgonetas de nueva homologación

A los fabricantes de automóviles

  • Mientras no sea obligatorio, incluir el AEBS como equipamiento de serie en todos los nuevos modelos de turismos y furgonetas a través de un acuerdo de toda la industria, en línea con lo que se ha consensuado en EUA

A la ciudadanía

  • Exigir que su próximo coche nuevo esté equipado con el AEB