Año nuevo para un renovado proyecto

Juan Vicente Pérez Aras, Diputado Nacional PP. Un Consell y una Legislatura agotadosJuan Vicente Pérez Aras, Diputado Nacional PP. Un Consell y una Legislatura agotados

A tres días tan solo para finiquitar este 2015, mi última reflexión del año insiste en ese más que meritorio, poco reconocido, y esperanzador resultado del Partido Popular de la Comunitat Valenciana el pasado 20-D. Decimos adiós a un año nefasto en clave interna para el PPCV. Acosado por todos lados, las elecciones locales y autonómicas refrendaban ese desgaste, que aún a pesar de ser la fuerza política más votada, con mayor respaldo electoral, perdía la mayoría de su poder institucional en manos de las componendas post-electorales de aquellos que habían perdido las elecciones. Pérdida de poder institucional y también de respaldo social. Casi la mitad de nuestro electorado nos dio la espalda, se sentía defraudado, sin ilusión. De ahí la importancia de los resultados del pasado domingo.

El 20-D ha constatado sin lugar a dudas el resurgir de un gran Partido, al que muchos daban por amortizado. La ilusión de tant@s compañer@s que no han doblado la rodilla ante el peor escenario que ninguna fuerza política en democracia se ha enfrentado. Desde todos los frentes. Un gran trabajo en tan solo unos pocos meses, que ponen en valor los fundamentos de un Partido centrado en las personas, digan lo que digan. Gracias Isabel Bonig por tu liderazgo, por esa fuerza que nos has sabido transmitir a todos, por esa ilusión renovada que ha calado en una ciudadanía que vuelve a identificarse con este Partido, el partido de referencia del Centro-Derecha español, del valencianismo político. Tenemos un gran reto por delante para seguir liderando desde Valencia esa regeneración política de la que todos hablan, pero que solo nosotros nos la creemos.

Un escenario en clave valenciana donde la coalición de izquierdas empieza a sufrir el desgaste en tan solo seis meses de gobierno. Los que venían a rescatar personas han demostrado su desinterés, les preocupan y ocupan otros menesteres de cargado perfil ideológico. La izquierda siempre se sirve de la bonhomía de la ciudadanía para engatusarles con sus mensajes salvíficos, para después dejarles en la cuneta una vez han sido aupados a los centros del poder. La historia de siempre. Y frente a ello el partido Popular debe recuperar su esencia, su alma, para seguir plantando la batalla ideológica ante el pensamiento único. Todo un reto, no solo del Partido Popular, sino de toda la sociedad, que no puede obviar los resultados de esas políticas en las dos naciones de referencia del populismo, Venezuela y Grecia.

Hemos sabido leer el mensaje de la ciudadanía. Había que reiniciar y recomponer un proyecto, reconstruir un relato para reencontrar esa alma perdida. De ahí los más de 178 mil votos recuperados desde mayo. Más de 837 mil votos han vuelto a teñir de azul el mapa de esta Comunitat, siendo el Partido más votado en más del 70% de nuestros municipios, en 30 de las 34 comarcas. Unos resultados que ponen en valor ese nuevo espíritu de los populares valencianos, que van a tener mucho que decir en el escenario nacional. Un protagonismo necesario que debemos liderar por méritos propios.

Un nuevo tiempo que como el nuevo año, se abre para los populares, que salen reforzados de la difícil prueba del 20-D. Nuestra tierra y España se enfrentan a retos apasionantes que van a marcar nuestro futuro más inmediato. Por ello es tan importante saber gestionar  la voluntad de una ciudadanía que necesita referentes sólidos ante las incertidumbres que nos acechan. En el PPCV estamos dispuestos a seguir sumando, a seguir creciendo, avanzando en ese republicanismo cosmopolita inherente a los principios y valores de nuestro Partido. Un régimen político desde la Libertad, de valores cívicos, a favor de una democracia política que responda a las exigencias de una sociedad civil desarrollada. Por eso acabo este relato esperanzado, ilusionado en un futuro mejor para todos. Una ardua tarea que nos implica a todos y donde todos debemos dar lo mejor de nosotros mismos. Esta tierra y España lo exigen y nos lo demandan. Salud, Paz y Prosperidad para el nuevo año.

Juanvi Pérez