La imagen corporativa: Hoy rojo y mañana ya veremos

¿Se ha preocupado alguna vez de la imagen corporativa de su PYME? ¿No? Pues debería hacerlo y cuanto antes. La imagen corporativa de su empresa, ya sea PYME o autónomo, debe de importarle. Primero, porque dependiendo de ella se estará posicionado de una u de otra forma en la mente del cliente. Y su imagen corporativa pasa desde el detalle más pequeño en forma de una simple carta o e-mail, hasta por sus campañas de comunicación y promoción. Todo cuenta y todo debe transmitir la misma imagen corporativa y valores de la empresa hacia sus clientes y el resto de la sociedad.

Antes de lanzarse de pleno con su PYME, debería desarrollar y planificar su imagen corporativa a todos los niveles. Recuerde que cada acción que realice ya sea a nivel interno o externo de su empresa, tiene una repercusión en la mente de sus clientes y potenciales clientes. No puede improvisar su imagen corporativa. No puede mandar una oferta con su logo a su cliente y en la próxima oferta, omitir el logo o cambiar el tipo de letra o simplemente, no respetar un formato que en principio estaba acorde a su imagen corporativa.

Hace algunos años tuve el placer de trabajar en una PYME cerca de Valencia y su propietario adoraba el color verde. Hasta aquí todo normal. Pero el problema venía cuando el color verde aparecía por arte de magia en algunas de las ofertas emitidas. ¿Por qué le preguntaba? La respuesta, ya la saben. Le gustaba ese color y lo cambiaba en el encabezado. Con un simple clic de ratón, la imagen corporativa de la empresa desaparecía. ¿Qué pensará el cliente? Si cada semana recibe una oferta basada en los colores de la empresa y más tarde otra con un color que no tiene nada que ver y no representa a la empresa… El cliente se planteará preguntas, que en ningún caso, serán beneficiosas.

O si se decide a realizar una web y no respeta sus colores, su tipo de letra, su logo y un largo etcétera… entonces estará posicionándose de una manera negativa en la mente del cliente. Y le creará muchas dudas y una gran desconfianza hacia su empresa.

Si piensa en Ferrari, lo primero que le viene a la mente, es su color rojo característico. Y transmite lujo, deportividad y otros valores. No puedo cambiar esos valores, la percepción que los clientes tienen de Ferrari, porque al nuevo dirigente, le guste el color verde pistacho. ¿Se imaginan la perdida de Ferrari? Se compraría un Ferrari con su logo verde pistacho. Yo, no. Pues piense en su PYME. Un cliente de Ferrari o su cliente, percibirán ese cambio u otros. No los confunda y mantenga su imagen corporativa con los valores que deben representarle.

Tenga presente, siempre, que la imagen corporativa de su empresa es muy importante. Si no la respeta o simplemente no la tiene planificada, le puedo garantizar que creará desconfianza a sus clientes. Y un logo, al igual que una tarjeta de presentación o la decoración de su empresa o la disposición de su producto o servicio en su escaparate, no son más que una pequeña parte de toda su imagen corporativa.

Y usted ¿Piensa en su imagen corporativa?

Emil Serrano.

Consultant Marketing

emilmarketing.com

@Emil_MKG

logo emil serrano