413 millones a pagar deudas con proveedores de Sanidad

El pleno del Consell del pasado viernes autorizó la imputación al presupuesto de remanentes de la Conselleria de Sanidad de las obligaciones contraídas por importe de 413.117.165,15 euros (IVA incluido) a favor de distintas empresas que han realizado servicios y suministros a los departamentos de salud durante los ejercicios 2014 y anteriores, según consta en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV), este lunes.

Se trata de 93.829 facturas, por un importe de 413.117.165,15 euros, pendientes de liquidar, que no han sido incluidas en ninguno de los mecanismos de pago a proveedores.

El Gobierno valenciano argumenta que “la unión” de los “graves problemas de financiación” y de la gestión ordinaria de los gastos de los centros de gestión dependientes de Sanidad con el trámite de un elevado volumen de expedientes administrativo-económicos, de contratación, etc., que se sustancian en momentos distintos del ejercicio presupuestario, “comporta que existan obligaciones no reconocidas a favor de proveedores derivadas de prestaciones de servicios y suministros de interés público esenciales para el correcto funcionamiento de los centros de gestión”.

No obstante, esto no significa que el tercero que ha realizado la actividad o entregado los bienes a que se había comprometido “no tenga
derecho a obtener de la Administración el debido resarcimiento como consecuencia de que no existe causa en la atribución patrimonial”, indica la administración.

Asimismo, señala que en aquellos casos en que el vicio es imputable a la actuación administrativa y concurre la circunstancia de que esta ha recibido una prestación adecuada y satisfactoria para el interés público, “se hace evidente la existencia de una obligación de resarcimiento al tercero por el desequilibrio patrimonial ocasionado”.

Por otro lado, apunta que la liquidación y cierre del ejercicio presupuestario 2014 ha originado unos remanentes de crédito en el capítulo II de la sección 10. De acuerdo con las instrucciones de la Dirección General de Presupuestos e Intervención General de la Generalitat, los citados remanentes, que son consecuencia del Decreto Ley 2/2014, de 30 de diciembre, del Consell, se deben utilizar para proceder a la contabilización de las obligaciones pendientes no aplicadas a presupuesto.