Blindaje del Pacte del Botànic pese a las dudas de Podemos

Reunión por la renovacación del Pacte del BotànicReunión ante el blindaje del gobierno del tripartito

El Gobierno del tripartito se da un respiro y blinda el Pacte del Botànic tras varias horas, ayer, de in intenso debate y diálogo entre los tres partidos: PSOE, Compromís y Podemos, que finalmente enmendarron las más de 200 medidas presentadas.

Pese a las amenazas de los últimos días del secretario general de la formación morada en la Comunitat Valenciana, Antonio Montiel, ante el abstencionismo dividido del PSPV para investir a Mariano Rajoy, finalmente el Pacte del Botànic no ha sufrido niguna ruptura. Desde Podemos aseguran que no es momento de poner en riesgo al Ejecutivo Valenciano. En este sentido, la la diputada nacional de Podemos Àngela Ballester, tomó la palabra, ys í manifestó la “fustración” que provoca el apoyo de del PSOE al PP, ya que, a su juicio, al apoyar un Gobierno liderado por Mariano Rajoy pueden ponerse en riesgo muchas de las medidas pactadas. Ante esta preocupación y dudas de Podemos, advirtieron que estarán más vigilantes que nunca para que esto no ocurra.

Por su parte, Compromís mantuvo y mantiene una posición más moderada. La coordinadora general del Bloc, Àgueda Micó, tachó de “muy sólido” el acuerdo y destacó haber incluido diferentes reivindicaciones al Gobierno central como la reforma del sistema de financiación, el caballo de batalla en lo que llevamos de legislatura.

En la otra línea, el PSPV mantuvo que el Pacte del Botànic “goza de buena salud” y defendió que su postura ante la investidura de Mariano Rajoy se ha tomado con miras a desbloquear la situación institucional y evitar que unas terceras elecciones dieran la mayoría absoluta al PP. No obstante, los socialistas valencianos también dejaron claro que hay que no hay que bajar la guardia para que las reivindicaciones de los valencianos y valencianas tengan espacio. También, en este sentido, Compromís dijo que toca ser “exigentes”.

El siguiente paso será fijar la fecha para sellar con una firma la renovación del Pacte del Botànic, en el que Podemos sigue sin entrar parte de la gestión directa.