El Cabanyal llama a 7.400 personas a manifestarse en seis días

Un total de 7.400 personas son las llamadas, por ahora, a manifestarse el próximo domingo, 6 de abril, a la manifestación prevista en El Cabanyal. Una cita a la que esperan que se vayan sumando muchas más en un evento creado a tales efectos en una red social y, también, a través del boca a boca en la calle.

Se trata de un evento programado desde hace un mes, tras la asamblea que tuvo lugar a comienzos de febrero, y con el objetivo de lograr “un nuevo plan que respete el barrio y lo rehabilite ya, con inversión y dotaciones sociales”. El Cabanyal “es una oportunidad para la ciudad, un barrio histórico que revaloriza Valencia”, expresaron desde la plataforma Salvem.

Entre otras de las cuestiones que se trataron, los asistentes -vecinos, asociaciones, grupos políticos- concluyeron que “la prolongación está muerta y las tres Administraciones siguen sin hablarse”. Sin embargo, estos días hemos conocido que el equipo de Gobierno municipal acaba de aprobar solicitar a la Generalitat cerca de 13 millones de euros para sacar adelante varios proyectos, en primera instancia, de urbanización y ajardinamiento y más adelante, retomar la prolongación hasta el mar.

Este último propósito conllevaría la adquisición de inmuebles para ser derribados en el futuro y lo cual supondría las tres cuartas partes del presupuesto que se va a reclamar a la Conselleria de Hacienda en breve. Para que llevara el curso con el que hace años sueña el PP al frente del Ayuntamiento y contra el que lucha el movimiento vecinal sería preciso desbloquear la situación y se retire la orden ministerial que blinda parte del barrio y obliga a su protección.

Una orden ministerial “torticera” y 13 millones “comprometidos”

De este modo, el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, afirmó a VLC News que existe “voluntad clara por parte de la alcaldesa y de este equipo de Gobierno en llevar actuaciones en El Cabanyal hasta el punto de que tenemos comprometidos casi 13 millones de euros del Plan Confianza en el momento se desbloquee en todo el barrio. Esa es la voluntad clara y decidida”.

Según el edil, “hay mucha acción política detrás de todo esto y “al final es lo que hace que no resulte todo lo beneficioso para el ciudadano”, en relación a la orden ministerial de la era socialista en el Gobierno Central y preguntado por las movilizaciones cívicas.”Pero lo que es absolutamente imprescindible es que esa norma, esa ley ministerial que se dictó a las bravas y de forma un poco torticera y perjudicando los intereses del Cabanyal, se modificara en aquello que dé cabida a que protejamos el 2,2% señalado y podamos seguir desarrollando el Pepri” en el resto del barrio, continuó Novo.

Vecinos y comerciantes piden “participar en el proyecto de futuro”

Frente a estas declaraciones y como base de la movilización, los organizadores de la próxima manifestación apelan precisamente a ese 29 de diciembre de 2009 en que el Ministerio de Cultura aprobó la orden y tacha al Ayuntamiento de “obstruccionista” de “la posible regeneración y rehabilitación de esta parte tan importante del litoral de la ciudad de Valencia, mientras la degradación ha ido en aumento”. También recuerdan que, por lo general, siguen sin concederse licencias de actividades ni de obras (para rehabilitar o de nueva planta).

Y, dicen, “las continuas demandas de diálogo y consenso lanzadas desde las diferentes organizaciones vecinales y de comerciantes del Cabanyal-Canyamelar no han encontrado ninguna respuesta” por parte del equipo de Barberá y convocan a miles de personas a salir a la calle por “el derecho de los vecinos y comerciantes a participar en el proyecto de futuro del barrio; la inmediata puesta en marcha de medidas que favorezcan el inicio de rehabilitación y revitalización; y valoración del patrimonio histórico”.

Además, se han unido otras luchas más allá de la propia protección patrimonial y restauradora, como vienen difundiendo desde Salvem y asociaciones vecinales, como son “la limpieza de las calles, la creación de un instituto de Secundaria, lograr una mejor convivencia y conseguir más servicios sociales”.

La manifestación arrancará el próximo domingo, a las 12 horas, la calle de la Reina, número 1, y finalizará en el Mercado del Cabanyal.